Martes 19/06/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Pence llegó el domingo a Tel Aviv

El rey de Jordania se reúne con el vicepresidente estadounidense para hablar sobre el futuro de Medio Oriente

Abdullah se ha encontrado con Mike Pence para transmitirle que EEUU debe reconstruir la confianza en los países musulmanes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras reconocer Donald Trump a Jerusalén como la capital de Israel, Abdullah ha convocado una reunión con Mike Pence, vicepresidente del país, para hablar sobre qué va a pasar a partir de ahora. Pence le ha asegurado al monarca jordano que EEUU está comprometido a una solución de dos estados.

El rey Abdullah de Jordania con el vicepresidente de EEUU, Mike Pence El rey Abdullah de Jordania con el vicepresidente de EEUU, Mike Pence

El rey Abdullah de Jordania le comunicó al vicepresidente de EEUU Mike Pence,  que quería que ambos se reunieran para hablar del futuro de Oriente Medio. La solicitud se hizo a raíz de la decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel. Abdullah ha advertido a varias ocasiones a Washington sobre los riesgos de reconocer Jerusalén como la capital de Israel.

En respuesta a esta petición, Pence se reunió con Adbullah y trató se asegurarle al monarca que EEUU estaba comprometido con una solución de dos estados. Abdullah le dijo durante la reunión que Jerusalén Oriental “debe ser la capital de un estado palestino como parte de una visión de los dos estados para resolver el conflicto de Medio Oriente”. El rey jordano agregó que Jerusalén es “la clave para la paz”. Pence, por su parte, le explicó que EEUU “apoya una solución de dos estado si las dos partes están de acuerdo”.

La decisión del presidente de EEUU hizo que Abdullah estuvieses indeciso, ya que es un firme aliado de Estado Unidos y obtiene gran parte de su influencia política del papel de la dinastía hachemita como guardián de un sitio musulmán clave en Jerusalén.

Cualquier amenaza percibida a reclamos musulmanes en la ciudad se ve como un desafío para Jordania, donde un gran segmento de la población es de origen palestino.

El vicepresidente estadounidense aterrizó en Tel Aviv el domingo pasado y se trasladó a Jerusalén, donde permanecerá hospedado unos días.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·