Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Reino Unido ha elevado la alerta antiterrorista a nivel “crítico”

El atentado yihadista de Manchester condiciona la actividad de la casa real británica

Se canceló un relevo de la guardia en Buckingham y se está planteando si es seguro mantener la exhibición militar “Trooping the Colour”, en la que participa la reina Isabel II

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El yihadismo volvió a golpear el Reino Unido la noche del lunes 22 de mayo: una bomba colocada por un terrorista en un concierto en Manchester asesinó al menos a 22 personas e hirió a 59. La reina Isabel II y otros miembros de la familia real mostraron sus condolencias por las víctimas de este ataque, que también tiene repercusión sobre la actividad de la corona.

La reina Isabel II, en el Trooping the Colour de 2016. La reina Isabel II, en el Trooping the Colour de 2016.

La masacre cometida por un yihadista en el concierto de Ariana Grande en Manchester llevó al gobierno de Theresa May a decidir elevar el nivel de alerta antiterrorista, que pasa al máximo en una escala de cinco: crítico.

Eso significa que se teme un atentado “inminente”, y que militares de las Fuerzas Armadas se despliegan para patrullar por las calles junto a la policía. Y la alerta afecta también a familia real y a la actividad de la casa.

Amenaza sobre actos de la familia real

El miércoles la Policía detuvo cerca del Palacio de Buckingham a un hombre que portaba un cuchillo de grandes dimensiones. Los motivos del incidente no quedaron claros, ya que la policía descartó después que tuviera intenciones terroristas, pero puso en alerta a las fuerzas de seguridad poco antes de que la reina Isabel II y su esposo el duque de Edimburgo salieran de Buckingham para celebrar en la catedral de San Pablo el centenario de la Orden del Imperio Británico.

El atentado de Manchester también provocó que este miércoles las autoridades decidieran cancelar el cambio de guardia previsto en el Palacio de Buckingham. Es una ceremonia que atrae a muchos turistas por la vistosidad de los uniformes y la solemnidad del acto que tiene lugar ante las puertas de la residencia de la reina en Londres.

Como obliga detraer militares y policías, se decidió que esos efectivos fueran mejor destinados al despliegue de seguridad en las calles de Londres.

Pero la amenaza terrorista va más allá. Según el Daily Mail, desde la casa real y otras instituciones se están planteando mantener o cancelar “Trooping the Colour”, la exhibición de unidades militares a caballo que se celebra cada año en junio en honor a la reina.

En este caso será el 17 de junio, pero ahora el evento está en “seria revisión” ante la imposibilidad de garantizar la seguridad de la familia real y de los asistentes a la exhibición. El desfile concrega a miles de personas a lo largo del Mall de Londres. Eso dificulta que la policía pueda controlar de forma efectiva el recorrido frente a posibles “lobos solitarios” que puedan atentar en este evento que reúne a la familia real.

Mientras tanto, la reina Isabel II quiso este jueves viajar a Manchester para interesarse en persona por los heridos en el atentado y mostrar su apoyo y el de la corona a ellos y a sus familiares.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·