Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:11h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Ha tenido una intensa agenda en su país en las últimas semanas

Simeón de Bulgaria vuelve a Madrid para visitar a su hermana María Luisa

Acudió a la embajada búlgara para votar en las elecciones presidenciales y en un referéndum sobre el sistema electoral

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey Simeón de Bulgaria mantiene un contacto frecuente con España, donde pasó muchos de sus años de exilio, pese a residir ahora en el Palacio de Vrana, en Sofía. Ahora ha vuelto a viajar a Madrid para ver a su hermana mayor, la princesa María Luisa.

Simeón II de Bulgaria vota en la embajada búlgara en Madrid. Simeón II de Bulgaria vota en la embajada búlgara en Madrid.

Tras poder volver a Bulgaría años después del derrumbamiento del comunismo, Simeón acabó instalándose en la capital, Sofía. Lo hizo en el Palacio de Vrana, por ejemplo durante los años en que duró su carrera política y ejerció de primer ministro de la República de Bulgaria tras ganar las elecciones.

Simeón y su mujer, Margarita Gómez-Acebo, residen actualmente en Sofía, aunque viajan con mucha frecuencia a España.

En las últimas semanas y meses, Simeón ha estado en Bulgaria, donde ha asistido a diversos actos públicos. También ha aprovechado para presentar su recientemente publicada biografía, ‘Un destino singular’, tanto en ciudades de su país como en países vecinos como Turquía.

Ahora Simeón de Bulgaria ha vuelto a Madrid. Lo ha hecho para visitar a su hermana María Luisa, princesa de Koháry.

María Luisa, de 83 años, es la hermana mayor de Simeón. Con éste y con su madre la reina Juana se exiliaron en 1946 y tras pasar por Egipto, se instalaron en Madrid.

Según informó la oficina de Simeón de Bulgaria, pese a viajar a España este domingo el rey no se olvidó de la política de su país. De ahí que acudiera a la embajada búlgara en Madrid para ejercer su derecho al voto.

Bulgaria celebró este domingo la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y al mismo tiempo sus ciudadanos tuvieron que elegir “sí” o “no” en un referéndum para cambiar el sistema electoral en distintos aspectos, como imponer el sufragio obligatorio y establecer un sistema mayoritario a dos vueltas para elegir a los diputados.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·