Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Japón

Akihito anunció en verano que desea dejar el trono

La oposición de Japón propone permitir la abdicación a los emperadores

El Partido Democrático quiere que esa posibilidad se incluya en la ley de la casa imperial, y que no sea una excepción como pretende el primer ministro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El emperador Akihito provocó un auténtico terremoto en Japón cuando en verano apareció en televisión anunciando que, debido a su avanzada edad, deseaba abdicar la corona imperial en favor de su hijo el príncipe Naruhito. El obstáculo es que la posibilidad de dejar el trono no está aún contemplada en la ley.

El emperador Akihito, con su hijo Naruhito a su lado. El emperador Akihito, con su hijo Naruhito a su lado.

El mensaje televisado de Akihito obligó al gobierno japonés a ponerse a estudiar la forma de articular legalmente la renuncia del emperador.

La noticia desató de inmediato diversos debates sobre distintos aspectos de la institución imperial: por ejemplo, algunas voces animaron a aprovechar la reforma para eliminar la discriminación de la mujer, que está completamente excluida de la línea de sucesión.

Sin embargo, el gobierno del primer ministro Shinzo Abe quiso acotar el debate y con un comité de expertos pretende limitar el cambio de la ley que regula la familia imperial a permitir a Akihito abdicar en su hijo, el príncipe heredero Naruhito.

No es eso lo que propone el Partido Democrático, la principal fuerza de la oposición al gobernante Partido Liberal Democrático.

Hace unos días el Partido Democrático presentó su propia propuesta de modificación de la ley de la casa imperial. Su principal diferencia con los planes del gobierno es que pretende que la renuncia de Akihito no sea una excepción.

Es decir, propone articular de forma legal ya para cualquier emperador la posibilidad de que puedan renunciar cuando lo consideren oportuno. Actualmente la sucesión sólo se contempla en caso de muerte del emperador.

El ejecutivo de Shinzo Abe quiere solventar el asunto permitiendo a Akihito renunciar, pero el principal partido de la oposición propone ampliar esta posibilidad de cara al futuro. Abe está buscando un acuerdo amplio en el parlamento japonés para aprobar el cambio en la ley de la casa imperial.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·