Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Japón

Así es la princesa Aiko de Japón, la hija de los príncipes Naruhito y Masako

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aiko de Japón acaba de graduarse de primaria. La hija de los príncipes herederos, Naruhito y Masako, no ha tenido una vida fácil a pesar de su corta edad y su condición de princesa.


La princesa Aiko de Japón junto a sus padres, los príncipes Naruhito y Masako. La princesa Aiko de Japón junto a sus padres, los príncipes Naruhito y Masako.

Desde su infancia, Aiko se ha visto sometida a una fuerte presión por pertenecer a la Familia Imperial de Japón.

La princesa, de doce años de edad, tuvo que interrumpir temporalmente su asistencia a la escuela Gakushuin, en la que acaba de graduarse de primaria recientemente y donde cursará también secundaria a partir de abril, por el acoso escolar que sufría.

Este hecho provocó, incluso, que Aiko fuera hospitalizada en alguna ocasión alegando un ataque de ansiedad por el trato indisciplinado que estaba recibiendo de algunos de sus compañeros.

La depresión de la princesa Masako

A este traumático suceso ocurrido desde 2008 a 2010 también se suma el estado de salud de la madre de Aiko, la princesa Masako.

La esposa del príncipe Naruhito padece una depresión derivada de las fuertes presiones a las que se ha visto sometida por no tener un hijo varón que perpetúe la línea sucesoria, y que le ha mantenido apartada de sus compromisos oficiales desde 2003.

Durante estos últimos años, la princesa Masako ha experimentado una leve mejoría en su enfermedad, pero su recuperación aún no es completa.

La pasión de Aiko por la música y el deporte

A pesar de estos episodios, la vida de la pequeña Aiko no ha sido desafortunada en todos los aspectos.

Actualmente, la hija de Naruhito y Masako ha superado sus problemas de acoso escolar en el centro donde cursa sus estudios, y está plenamente integrada en las actividades que oferta la escuela.

La princesa Aiko tiene aptitudes para la música. Prueba de ello es el avanzado nivel que ha alcanzado tocando el violín, una afición heredada de su padre y que le ha permitido unirse a la orquesta de la escuela.

La hija de los príncipes herederos también siente predilección por los deportes. Aiko practica natación y forma parte del equipo de baloncesto del colegio. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·