Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:11h

·Publicidad·

España

Acto oficial de doña Letizia en Huesca

La princesa Letizia firmó autógrafos a unos estudiantes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No es corriente que la princesa de Asturias firme autógrafos en actos públicos. Sin embargo, esta semana se ha saltado el protocolo durante su visita a un centro de formación profesional, en Aragón, con varios jóvenes que quisieron llevarse un recuerdo de ella.

La princesa Letizia saludando a los alumnos del centro durante la visita La princesa Letizia saludando a los alumnos del centro durante la visita

El martes, doña Letizia visitó el Centro Público Integrado de Formación Profesional “Pirámide”, en Huesca. Mantuvo una reunión de trabajo para abordar cuestiones referentes a la Formación Profesional en Aragón, además de realizar un recorrido por las instalaciones del recinto.

Fuentes del centro han confirmado a Monarquía Confidencial que el acto “fue más fácil de lo esperado”. La princesa fue más allá del trato cordial con los asistentes, y charló animadamente con las personas que se acercaron a saludarla, especialmente con los jóvenes alumnos.

La anécdota del encuentro fue protagonizada por una periodista acreditada en el acto, que se acercó a doña Letizia para transmitirle información sobre una asociación, 'La princesa guisante', que promueve el estudio del cáncer cerebral en niños y con la que colabora activamente, además de entregarle una pulsera solidaria que la princesa aceptó de buen grado.

No fue la única anécdota protagonizada. La princesa de Asturias no tuvo inconveniente en firmar autógrafos, hecho inusual en ella, a un elevado número de estudiantes que no quisieron perder la oportunidad de conocerle.

Estrictas medidas de seguridad

Fuentes del centro han confirmado a este confidencial las estrictas medidas de seguridad que tuvieron que adoptar ese día con motivo de la visita de la princesa. Los alumnos se sometieron a varios controles policiales en los que, entre otras medidas, inspeccionaron los bolsos y mochilas con los que entraron al edificio.

A pesar de estos controles, la celebración del acto se llevo a cabo con la “máxima naturalidad posible”, evitando interrumpir cualquier actividad que se estuviera realizando en esos momentos en el centro.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·