Jueves 19/10/2017. Actualizado 18:50h

·Publicidad·

España

Con motivo de la vuelta de los toros a San Sebastián

Don Juan Carlos se emociona al recibir la montera de Enrique Ponce

El rey emérito asistió junto a la infanta Elena y sus hijos, Victoria Federica y Froilán a la tarde taurina en el País Vasco. Antes de sentarse en el callejón, saludó al ganadero de los bovinos de la tarde, Álvaro Domecq

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ayer, 13 de agosto, el mundo de la tauromaquia festejó la vuelta de los toros a San Sebastián. Además, con este motivo asistió a la plaza el rey Don Juan Carlos. Los tres toreros se acercaron a él antes de comenzar a capear y le dedicaron la faena.

Don Juan Carlos, su hija Elena y sus nietos, Froilán y Victoria Federica en los toros. Don Juan Carlos, su hija Elena y sus nietos, Froilán y Victoria Federica en los toros.

La vuelta de los toros a San Sebastián se ha producido tras dos años de veto del espectáculo por parte de Bildu. Su regreso se ha producido en Illumbe, gracias al acuerdo entre PNV, PP y PSOE.

Para celebrar este acontecimiento, han asistido a la plaza de toros Don Juan Carlos la infanta Elena y los hijos de ésta; Victoria Federica y Felipe Juan Froilán. A su llegada a la plaza, el rey emérito se ha acercado al ganadero de los toros de la tarde, Alvaro Domecq.

El cartel estaba formado por Enrique Ponce, José María Manzanares y Francisco Rivera. Finalmente, éste último ha sido sustituido por Alberto López Simón tras la gravísima cornada que sufrió en Huesca y que le mantiene ingresado en el hospital.

Don Juan Carlos ha ocupado, junto a su hija y sus nietos un lugar en el callejón, para disfrutar desde allí del espectáculo. El rey emérito no está acostumbrado a ocupar este sitio en las plazas de toros, pero ha comentado que “en cada plaza hay que adaptarse”.

Tras el paseíllo, en medio de una estruendosa ovación, los toreros han comenzado sus faenas.

El primero, Enrique Ponce, que antes de comenzar a torear, entre aplausos de los presentes ha brindado al rey: “Siempre es un honor contar con su presencia en la plaza. No solo es un apoyo a este arte y esta tradición, sino a la cultura, la democracia y la libertad. Majestad, va por usted y por España”.

Ante las palabras de Ponce, Don Juan Carlos se mostró emocionado. El torero entregó su montera al monarca, pero fue su nieta, Victoria Federica quien la cogió.

José María Manzanares hizo lo propio y antes de la faena se acercó al rey y le dedicó unas palabras: “Majestad, es un orgullo verle hoy con nosotros, a su familia y decirle que me siento español, que viva España y que ojalá los toros sigan con nosotros mucho tiempo”.

Por su parte, Alberto López Simón se mostró más breve en sus palabras al rey emérito: “Majestad, va por usted y por la libertad”.

Don Juan Carlos ha disfrutado en todo momento del espectáculo, y al ser preguntado por su presencia ha afirmado que ha ido con “sus nietos para apoyar la fiesta nacional, que para eso es un activo de España y hay que apoyarla”. Algo similar ha contestado la infanta Elena, que ha ofrecido todo su apoyo a la tauromaquia y ha comentado que “no será la última vez” que vaya.

Independentistas, republicanos y antitaurinos

No todo el mundo celebró la vuelta de los toros a San Sebastián. Un grupo de 200 personas se ha concentrado en la ciudad para manifestar su contrariedad a la monarquía. Entre los grupos que han participado en la protesta se encontraban los convocantes, la Asociación Republicana de San Sebastián, concejales de Irabazi y EH Bildu.

Los participantes en esta manifestación llevaban ikurriñas y banderas republicanas. Además, para mostrar su opinión antitaurina han mostrado fotos de toros ensangrentados y carteles con mensajes como “Donostia, capital de la tortura” o “la tortura no es ni arte ni cultura”.

Estos signos, iban acompañados de cánticos en contra de la monarquía, “Los Borbones a los tiburones”; la tauromaquia, “Con un poco de suerte, mañana funeral”, y a favor de la independencia.

Vuelven los toros a San Sebastián

No sólo el rey ha celebrado la vuelta de los toros a la ciudad, sino que los toreros se han manifestado antes de salir al ruedo. En las entrevistas previas, Alberto López Simón ha opinado que este hecho “es un paso para la libertad de expresión” y ha definido el día como “uno de los días más importantes” de su vida. José María Manzanares ha descrito los hechos que estaban por acontecer como unos hechos “bonitos para la tauromaquia”. Tras estas palabras, se ha acordado de su padre, a quien ha definido como su “gran espejo”. Enrique Ponce ha manifestado estar “contento de que vuelva a haber toros en San Sebastián y de la libertad de que podamos asistir a un espectáculo único como es la tauromaquia”.

Ponce, tras manifestar su opinión en sus palabras a Don Juan Carlos, ha cortado una oreja. Esto se ha producido tras torear a su segundo toro de la tarde. Enrique Ponce ha sido el torero más ovacionado en la tarde en que los toros regresaron a San Sebastián.

Además, Alberto López Simón, que ha sustituido a Francisco Rivera en el cartel le ha dedicado unas palabras: “Tu actuación honra a la Fiesta, ponte bueno pronto”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·