Miércoles 22/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Les acompañan sus cuatro hijos

La infanta Cristina y Urdangarín huyen de España en verano tras el revuelo de Semana Santa

Están pasando sus vacaciones en el País Vasco francés después de las críticas que recibieron en abril durante su estancia en una finca de Ciudad Real

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín están pasando sus vacaciones de verano en Bidart, un pueblo situado en el País Vasco francés. En Semana Santa recibieron muchas críticas por pasar las vacaciones en la finca “La Toledana”, en Ciudad Real.

La infanta Cristina. La infanta Cristina.

Los duques de Palma han preferido Francia para pasar sus vacaciones de verano, ya que la última vez que escogieron España fueron el foco de multitud de críticas por su implicación judicial en el caso Nóos.

Alejados del revuelo mediático, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín pasan unos días en la playa del sur de Francia junto a sus cuatro hijos, que recientemente abandonaron Palma de Mallorca, donde estuvieron junto a su abuela, la reina Sofía y el resto de la familia real en el Palacio de Marivent.

En el mes de abril el destino escogido fue la finca “La Toledana”, que pertenece a la familia del duque de Calabria, y que se encuentra en el municipio de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real).

Su presencia allí no sentó nada bien a la opinión pública, ya que no fue ni mucho menos discreta y, además, en un lugar propiedad de uno de los mejores amigos del rey Felipe VI, lo que provocó críticas en las redes sociales y volvió a poner en duda a la corona.

Así que en verano han decidido no pasar sus vacaciones en España y han escogido Bidart, lugar donde veranean habitualmente desde que salió a la luz el caso Nóos y dejaron de acudir junto al resto de su familia a Palma de Mallorca.

La infanta Cristina ya ha quedado absuelta del caso, mientras que su marido, Iñaki Urdangarín, sigue a la espera de su recurso presentado ante su condena por los delitos de malversación, fraude, tráfico de influencias, prevaricación y dos delitos contra la Hacienda Pública.

Pero mientras tanto, disfrutan de sus vacaciones en la playa y junto a sus hijos. Lo que tampoco les ha librado de críticas en las redes sociales, ya que muchos usuarios vieron cómo dos presuntos implicados en un grave caso de corrupción disfrutan de vacaciones en verano cuando, según consideran, deberían estar en la cárcel.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·