Martes 21/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Dinamarca

Federico y Mary de Dinamarca se trasladan al palacio de Amalienborg

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La familia cambiará en unos meses su residencia al centro de Copenhague, tras vivir cinco años en Frederiksborg, a unos 40 kilómetros al norte de la capital danesa. En unos meses se instalarán en el palacete de Federico VII, uno de los edificios del complejo real de Amalienborg donde residen, en otro edificio, la reina Margarita y el príncipe Henrik. Las obras de renovación del palacete, iniciadas hace cinco años, están ya casi finalizadas. Su vida empieza a cambiar.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Los Príncipes y sus hijos, los príncipes Christian e Isabella, pasarán de tener 1.150 metros cuadrados a 4.500 divididos en tres plantas completamente renovadas. Federico y Mary de Dinamarca enseñarán a sus conciudadanos sus nuevas dependencias con unas jornadas de puertas abiertas al público desde el 27 de febrero al 30 de mayo. Originalmente la renovación del edificio estaba presupuestada en 126,3 millones de coronas danesas (17 millones de euros), de los que la Casa Real aportaba tres, aunque finalmente se incrementó hasta los 225 millones (30 millones de euros), cantidad a la que la Agencia Estatal de la Propiedad se ha ajustado, según BT.

Del conjunto de instalaciones que estarán a disposición de los Herederos daneses destaca el jardín privado de 1.660 metros cuadrados, remodelado por completo a cargo de un arquitecto paisajista. Un proyecto de 3,6 millones (unos 500.000 euros), financiado por entero por el fondo privado Realdania, que incluye la plantación de gran cantidad de plantas, un césped de 1.300 metros cuadrados, una piscina nueva de 40 metros cuadrados y modernos bancos de granito.

Nísperos y espinos rodean el jardín donde en verano se podrá recoger fruta: manzanas y cerezas. Además habrá serbales, hortensias trepadoras, rosas de bordes azulados y jazmines de invierno. Pero lo más espectacular se producirá al comienzo de la primavera, cuando 20.000 crocos florecerán en 100 metros cuadrados formando una figura con forma de caballo en el césped. También está previsto para el invierno la instalación de un árbol de Navidad adornado con luz eléctrica. Más de 200 lámparas de una marca danesa adornarán el palacete.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·