Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

El príncipe Enrique volverá a África con el ejército inglés para ayudar a las víctimas del sida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El hijo menor del Príncipe de Gales dirigirá, en su condición de teniente del ejército, a un equipo de su regimiento con el que llevará a cabo tareas a favor de las víctimas africanas del sida. Las críticas a la decisión procede de que se utilice dinero público para la ONG que el fundó .

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Los militares del regimiento de los "Blues and Royals" construirán clínicas y repararán infraestructuras durante su próxima misión en Lesoto, según informó ayer el diario "Evening Standard". El nieto de la reina Isabel II y tercero en la línea de sucesión está encantado por la posibilidad que se le ofrece combinar su pasión por ayudar a las víctimas del sida, heredada de su madre, la princesa Diana, y su servicio en el ejército.

Pero como toda decisión tiene su 'pero', esta también lo tiene. Y es que hay quien no ve bien que se utilice dinero público para ayudar a la ONG Sentebale, fundada por el propio príncipe. De hecho, desde algunos medios de comunicación ingleses ya se hablaba ayer de 'trato de favor'. Tanto es así que el diputado liberal demócrata Norman Baker declaró ayer: "Esa ONG es una buena causa. No hay duda de que todos los soldados del Ejército reciben igual trato así que es una gran suerte que esa misión en concreto le haya tocado al príncipe Enrique".

Según el periódico, también puede suscitar críticas el hecho de que Enrique haya llegado a un acuerdo con el fabricante de automóviles Land Rover por el que éste suministrará vehículos todo terreno para el despliegue de la misión.En cualquier caso, el nuevo destino del príncipe Enrique de Inglaterra supone un final a sus largas vacaciones pues, desde que terminó su misión secreta de doce semanas en el frente afgano contra los talibanes, no se había incorporado a un nuevo destino. Una fuente próxima al príncipe declaró al periódico:"Enrique está deseando abandonar Gran Bretaña y volver con los chicos (sus compañeros). Su regimiento tiene que entrenarse en algún sitio, y así podrá de paso dedicarse a tareas benéficas".

Conmovido por la suerte de los niños infectados por el virus del sida o abandonados por padres seropositivos que vio en el orfanato de Maants'ase, en Lesoto, el príncipe Enrique decidió crear la ONG Sentebale. Una ONG, por cierto, que fue objeto de una inspección que descubrió que había dado a los niños vulnerables por la enfermedad sólo 84.000 libras del total de 1.5 millones (1.9 millones de euros) recaudados. Esperemos que esta nueva acción lave su imagen y no cree más escándalos.