Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Richard Rogers carga contra Carlos de Inglaterra por el bloqueo de su diseño para el barrio de Chelsea

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El príncipe Carlos de Inglaterra ha sido acusado por el arquitecto Richard Rogers de exceder sus competencias al usar su influencia con la Familia Real de Qatar para bloquear un proyecto urbanístico de rehabilitación de unos cuarteles en Londres que no eran de su agrado.

Richard Rogers acusó al Heredero de la Corona británica de "sentar un precedente peligroso" al emplear sus contactos con la Familia Real de Qatar para conseguir que no se lleve a la práctica su diseño para los cuarteles del barrio de Chelsea.

En declaraciones a la BBC, Rogers pidió la creación de una comisión de expertos para examinar las competencias de Carlos de Inglaterra y dijo que "cualquier persona que utilice el poder que tiene por razón de nacimiento está rompiendo un acuerdo constitucional". "No está en la ley, tiene que ver con un acuerdo constitucional y con la confianza que hay en nuestra sociedad acerca del papel que tiene la gente que ha recibido el poder de esta manera", afirmó Rogers, quien acusó también al hijo de la reina Isabel II de rechazar la pluralidad. "El Príncipe no quiere debatir y si el Príncipe no quiere debatir debe cuestionarse la razón por la que puede participar en temas políticos", añadió el arquitecto, quien preguntó: "¿Vamos a permitir que la realeza nos imponga qué es el arte moderno?".

Los citados cuarteles, que ocupan una superficie de casi 13 hectáreas en uno de los barrios más caros de la capital británica, fueron vendidos en 2008 a una empresa qatarí por 1.135 millones de euros. La idea inicial fue construir 638 apartamentos en varios edificios de hasta 10 pisos de altura, pero finalmente las autoridades autorizaron la construcción de 552 apartamentos, con el acero y el cristal como elementos exteriores predominantes.

Los propietarios del terreno, a pesar de manifestar en un principio su independencia con respecto a las opiniones del segundo en la línea de sucesión al trono del Reino Unido, anunciaron el viernes que habían retirado su solicitud para la planificación del proyecto, poco después de que Carlos de Inglaterra enviara una carta a la empresa pidiéndole que reconsiderara el diseño de Rogers. La agencia británica de noticias PA informó de que en esa carta el Príncipe habría pedido a los qataríes que considerasen una arquitectura más clásica para el proyecto en Chelsea, una creencia desmedida que ha suscitado en meses anteriores esta guerra abierta con el arquitecto Richard Rogers.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·