Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

La reina Isabel II inviste a su nieto el príncipe Guillermo como nuevo caballero de la Orden de la Jarretera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En medio de los insistentes rumores de un próximo compromiso entre el Príncipe y su novia Kate Middleton, la reina Isabel II ha concedido a su nieto la Orden de la Jarretera, la más prestigiosa y antigua de las órdenes de la corona británica.

La Orden de la Jarretera (Garter), fundada por el rey Eduardo III en 1348 cuenta con un enorme prestigio y es concedida por la soberana británica sin necesidad de consulta previa con el primer ministro. Las nuevas nominaciones de caballeros siempre tienen lugar el día de San Jorge, 23 de abril, que es el patrono de la orden, y las ceremonias de investidura tienen lugar en la capilla de la orden, en el castillo de Windsor, el primero o segundo lunes de junio, fecha conocida como día del Garter.

El príncipe Guillermo se convierte así en el caballero número 1.000 de la orden y, tras conocerse la noticia, un portavoz de Clarence House, la residencia londinense del príncipe de Gales, ha declarado que el Príncipe está encantado con la nueva concesión y se siente muy honrado de convertirse en “Royal Knight Companion of the Most Noble Order of the Garter”. En la actualidad la orden está compuesta por siete miembros de la familia real británica, siete jefes de estado extranjeros – entre quienes se encuentra el rey don Juan Carlos – y otras 24 personalidades distinguidas en la vida política, social y cultural del reino Unido.

A la vez, la reina Isabel también ha creado otros dos nuevos caballeros: Lord Luce, un parlamentario conservador que sirvió como Lord Chamberlain entre los años 2000 y 2006; y Sir Thomas Dunne, lugarteniente de la ciudad de Hereford. Ambos vienen a ocupar las vacantes dejadas por el fallecimiento de Sir Erward Heath, en otro tiempo primer ministro conservador, y Sir Edmund Hillary, primera persona que escaló el Everest.

Ricardo Mateos Sáinz de Medrano