Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

El príncipe Jean d'Orleans reaviva las diferencias entre Orleans y Borbones en un reportaje del "The Wall Street Journal"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rotativo estadounidense publicó esta semana un extenso reportaje, en el que califica a Jean d’Orleans, duque de Vendôme, como el monarca ideal para los franceses en caso de que éstos le dejaran gobernar algún día. Parece improbable que la monarquía regrese a Francia pero, en caso de se produjera este retorno, Jean d’Orleans tendría que pelearse por el trono con Luis Alfonso de Borbón. Jacques De Bauffremont-Courtenay, consejero de este último, declaró al periódico que, según los legitimistas, Luis Alfonso de Borbón sigue siendo el candidato ideal para ocupar el trono, y tachó a los Orleans de “criminales” y de augurar un “desastre” si algún día llegan a reinar.

“The Wall Street Journal” publicó esta semana un extenso reportaje, en el que califica a Jean d’Orleans, duque de Vendôme, como el monarca ideal para los franceses en caso de que éstos le dejaran gobernar algún día. Según describe el rotativo norteamericano, “más de 200 años después de que los franceses le cortaran la cabeza a su rey, un pretendiente al trono está planeando su boda”, en clara alusión al futuro enlace entre Jean y la española Filomena de Tornos.

Parece improbable que la Monarquía regrese a Francia y, en caso de se produjera este retorno, Jean d’Orleans tendría que disputar el trono con Luis Alfonso de Borbón. Las heridas entre ambas familias siguen abiertas. Los Borbones descienden de Luis XIV, que reinó en Francia entre 1643 y 1715, mientras que Jean d’Orleans desciende de Luis Felipe I, que ocupó el trono de 1830 a 1848.

El príncipe Jean, a pesar de las dificultades, sigue esperando que la Monarquía “se restaure alguna vez en Francia”. Cree que tiene posibilidades -no entiende por qué Luis Alfonso no empieza por reinar en España- y sigue explotando la que considera su mejor baza: que los Borbones son españoles.