Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

El príncipe Jorge Federico, jefe de la Casa Real de Prusia, contrae matrimonio en Potsdam

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La boda en Potsdam del príncipe Jorge Federico -heredero del último Káiser de Alemania- con la princesa Sofía de Isenburg, reunirá a dos prestigiosas dinastías. Las historias y los escenarios de una boda de príncipes.

La boda, que se celebrará el próximo sábado 27, mantiene en vilo a una ciudad cuyos hoteles tienen todas sus habitaciones reservadas, por turistas, periodistas y curiosos que no quieren perderse lo que promete ser una grandiosa ceremonia, como las de otros tiempos.

El acontecimiento coincidirá, por decisión del príncipe, jefe de la Casa Real de Prusia, con las celebraciones por el 950 aniversario de la dinastía Hohenzollern, cuyo último exponente, el káiser Guillermo II, fue tatarabuelo del príncipe que se casará.

La dinastía, derrocada en 1918 tras la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial, se encuentra emparentada con la reina Sofía de España, el ex rey Constantino II de Grecia y con las casas de Hannover y Romanoff. Además, tiene un árbol genealógico que se le puede trazar hasta el año 800 d. C.

El punto de partida de las celebraciones será el viernes 26 a las 7 de la tarde, con un concierto a beneficio de la Fundación Princesa Kira de Prusia (fundada por la abuela de Jorge Federico) en el grandioso salón de conciertos Konzerthaus, ubicado frente a la plaza Gerdarmenmarkt de Berlín.

La cadena alemana RBB (Rundfunk Berlin-Brandenburg) ya adquirió los derechos de retransmisión en directo de la boda entre las 11:00 las 14 (hora alemana), tanto en la televisión como en Internet. Posteriormente, realizarán un resumen de 40 minutos con los detalles más destacados de la jornada y presentarán en directo la llegada de los novios e invitados a la cena de gala.

La ceremonia nupcial está prevista para el mediodía del sábado 27, en la Iglesia de la Paz (Friedenskirche), ubicada en el parque del palacio Sanssouci, de Potsdam. El periódico alemán Zollern-Alb Kurier, informa que la ceremonia religiosa de la boda (a la cual están invitadas 750 personas) seguirá un programa ecuménico.

Será oficiada por el reverendo Gregor Graf Henckel von Donnersmark, de la Abadía de Heiligenkreuz, amigo de la familia, y por el pastor evangelista Michael Wohlrab. La música en el interior de la iglesia estará a cargo del organista Gerald Woehl, famoso constructor y restaurador de órganos, y de una banda militar danesa.

La novia, la princesa Sofía, será conducida a la iglesia en un Rolls Royce plateado perteneciente a un amigo del novio. Según la prensa alemana, llevará una tiara familiar y un velo, pero el diseño del vestido, como el tradición en las bodas de la realeza, permanecerá en misterio hasta el instante en que la novia llegue a la iglesia.

Terminada la ceremonia, la pareja de recién casados se dirigirá en un landó de color azul oscuro, tirado por seis caballos purasangre pertenecientes a la Caballería de Brandenburg, creada por el rey Federico Guillermo II en 1788.

Este transporte, restaurado en el 1990 para la visita a Potsdam de la reina Isabel II de Inglaterra, cuenta con cómodos asientos aterciopelados y llevará a los novios en un desfile por la ciudad hasta la Neue Kammern (Nueva Sala) del palacio de Sanssouci.

En la Neue Kammern la familia ofrecerá una recepción para los asistentes a la ceremonia religiosa. Por la noche habrá una cena de gala en la Orangerie (el invernadero del palacio), donde alrededor de 350 invitados disfrutarán del brindis y de un exclusivo menú con especialidades gastronómicas de Brandenburgo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·