Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Isabel d'Orleans y Braganza y el conde Alexander zu Stolberg Stolberg se casarán en primavera del año que viene en Brasil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ella, de 30 años, es hija del príncipe Fernando d’Orleans y Braganza y de María de Graça Baere de Araujo, de la Casa Imperia de Brasil; y él, de 34, es descendiente del conde José Manuel zu Stolberg Stolberg y de Jacqueline Florin de Duikinberg. Ambos, que viven en Bruselas, contraerán matrimonio en Río de Janeiro en el mes de mayo. El apellido Stolberg Stolberg viene de uno de los dos Estados del Sacro Imperio Romano Germánico, y hace que Alexander reciba el tratamiento de su Alteza Ilustrísima y de gran nobleza germana. Todo parece indicar que el compromiso será muy bien recibido por la familia de Isabel, ya que su padre renunció a los derechos dinásticos de él y de sus hijos al casarse en 1975.

La princesa Isabel d’Orleans y Braganza, hija del príncipe Fernando d’Orleans y Braganza y de María de Graça Baere de Araujo, nieta de Pedro Enrique y de la princesa María de Baviera, sobrina del actual Jefe de la Casa Imperial de Brasil, contraerá matrimonio en mayo del año que viene con el conde Alexander zu Stolberg Stolberg, hijo del conde José Manuel zu Stolberg Stolberg y de Jacqueline Florin de Duikinberg. El nombre de éste le viene de uno de los dos Estados del Sacro Imperio Romano Germánico, y recibe el tratamiento de su Alteza Ilustrísima y de gran nobleza germana.

Isabel, de 30 años, es psicóloga de profesión –licenciada por la Universidad Pontificia Católica de Río de Janeiro (Brasil)– y Alexander, que nació en 1974, es economista. Ambos trabajan en Bruselas. La boda se celebrará en Río de Janeiro en primavera de 2009. Además de Isabel, el príncipe Fernando tiene otras dos hijas: María da Gloria (nacida en 1982) y Luiza (nacida en 1984).

Todo parece indicar que el compromiso será muy bien recibido por la familia de Isabel, porque Isabel contraerá matrimonio con un miembro de la nobleza media alemana. Cabe recordar que ella no forma ya parte de la dinastía en Brasil, pues su padre renunció a sus derechos dinásticos y a los de sus descendientes para casarse en 1975.