Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

La Casa Imperial rusa reconocerá la autenticidad de los restos del último zar cuando así lo haga la Iglesia Ortodoxa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Gran Duquesa María Romanota, cabeza de la Casa Imperial, manifestó que reconocerá la autenticidad de los restos del último zar, asesinados con su familia en 1918 por los bolcheviques cuando lo haga la Iglesia Ortodoxa rusa.

La Gran Duquesa, que reside en España, reclamó que el peritaje sea absolutamente transparente y sus resultados comprensibles, para que no quepan dudas. Si después el patriarca Alejo II encuentra suficientes motivos para reconocer esos restos como “reliquias sagradas”, también ella lo admitirá.

Especialistas rusos confirmaron recientemente que los restos encontrado en agosto en los Urales pertenecen “con casi toda seguridad” a dos de los hijos de Nicolás II, último zar, cuyos esqueletos no habían sido encontrados hasta ahora.

En 1979 fueron encontrados en Yekaterimburgo los restos atribuidos al zar, su esposa, y tres de sus hijos, que, tras ser identificados, fueron sepultados en la fortaleza de San Pedro y San Pablo, en San Petersburgo, en presencia del presidente Yeltsin y representantes de casas reales, pero la Casa Imperial no los reconoció.