Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Bloqueadas más de mil páginas en Tailandia por presuntas ofensas a la Familia Real

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La medida responde a la petición del Departamento de Información que solicitó la intervención de los tribunales. Sin embargo los problemas con la censura van más allá. Un escritor australiano podría permanecer 15 años en prisión por un supuesto delito de ofensas a la Corona

Un tribunal tailandés ha cerrado 400 páginas web y ha bloqueado parcialmente otras 1200 a petición del Departamento de Información, que, a finales de agosto realizó la petición al juez motivado por las presuntas ofensas a la familia real que aparecían en las citadas páginas o por el peligro contra la seguridad nacional y el orden social que podían suponer. Pero las medidas no pararán ahí, ya que actualmente se están recogiendo pruebas para poder llevar a los responsables ante la Justicia.

Según informó la Alianza de Prensa del Sudeste Asiático, la nueva orden entró en vigor hace una semana, y entre las páginas afectadas se encuentra cinco con material obsceno, dos con contenido religioso y un videojuego “online”. Esta medida no es más que un aumento de la censura en Internet, que comenzó en abril de 2007 cuando el régimen militar gobernante bloqueó youtube por unas imágenes que supuestamente ridiculizaban la figura del rey. Desde ese momento, los contenidos que hacen referencia al monarca son filtrados por los censores.

Por otra parte, Harry Nicolaides, un escritor australiano de 41 años, se encuentra detenido desde el pasado 31 de agosto por un presunto insulto al monarca recogido en un libro publicado en 2005. Nicolaides, que visita Tailandia de forma regular desde 2003, fue detenido cuando se dirigía a coger un vuelo rumbo a Australia, acusado de un presunto delito de ofensas a la Corona. Según informó Reporteros sin Fronteras Nicolaides pidió disculpas al rey, Bumibol Adulyadej y aseguró que nunca tuvo la intención de ofender al rey ni a su familia. El escritor aseguró que se limitó a recoger la opinión de muchos tailandeses. Si es declarado culpable, podría cumplir 15 años de prisión.