Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Luis Alfonso de Borbón y su esposa Margarita, duquesa de Anjou, asistieron en Versalles a la cena de gala que inauguró el Petit Trianon tras su rehabilitación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

S.A.R. Luis Alfonso de Borbón y su esposa María Margarita asistieron en Versalles a la recepción y posterior cena de gala que inauguró el Petit Trianon tras una larga restauración que ha durado más de un año. La ministra de Cultura francesa, Christine Albanel, y Nicolas G. Hayek, presidente de Breguet, la firma que ha rehabilitado el palacete, dieron la bienvenida a los Duques de Anjou que recorrieron las nuevas salas y se interesaron por las obras y los recuerdos recuperados de la reina Maria Antonieta.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Fue como un sueño. Cuartetos de músicos, situados en distintas zonas del jardín, y vestidos con ropa de época, daban la bienvenida a los invitados haciendo sonar música barroca de la corte de Luis XVI. La misma que escuchaba María Antonieta. Más alla una pareja de bailarines danzaban al son de un minué. Ya más cerca del Petit Trianon una increible voz interpretaba arias de las óperas más conocidas.

El anfitrión, Nicolas G. Hayek, presidente de Breguet y de Swacht Group, la empresa que ha sufragado los gastos de rehabilitación de Le Petit Trianon, recibía a autoridades políticas, como la ministra de Cultura francesa, Christine Albanel; sociales como Luis Alfonso de Borbón, Jefe de la Casa Real de Francia; o culturales como todos los que han participado en la recuperación del antiguo dominio de María Antonieta. No hay que olvidar que Abraham Louis Breguet no solo fue relojero de la Casa Real Francesa, sino que fabricó para la propia Maria Antonieta una de las piezas más maravillosas de su tiempo por su perfección y belleza. Una copia de ese reloj se ha construido y presentado para la ocasión.

La llegada de Luis Alfonso con su esposa, la duquesa de Anjou, fue seguida por un recorrido de las autoridades por el palacete, completamente restaurado, en el que ahora se exhiben importantes piezas de mobiliario y objetos que pertenecieron a la reina y que han sido adquiridos o prestados por instituciones y particulares. También acudieron a la inauguración la princesa Catalina de Habsburgo y su esposo, el conde italiano Massimiliano Secco d'Aragona; así como Jean de Orleans, duque de Vendôme acompañado de Philomena de Tornos.

Terminada la cena, una fantástica exhibición de fuegos artificiales al son de música barroca, puso fin a una  inauguración memorable. El Petit Trianon recupera toda la belleza y esplendor de sus mejores épocas.