Viernes 22/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Holanda

La familia real holandesa tendrá que pagar impuestos: más de la mitad del Parlamento apoya la medida y la población confía en la ‘modernización’ del príncipe heredero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La monarquía holandesa tendrá que pagar impuestos si se aprueba la propuesta realizada por el Partido Laborista. Según algunas encuestas recientes, la mayoría de los diputados estarían de acuerdo con la reforma, lo que implicará también otras desventajas para la Casa Real de Holanda: recortarán su presupuesto, eliminarán el derecho a viajar gratuitamente en avión y pagarán la renta por las propiedades.

La familia real de Holanda se verá obligada a asumir cuantiosos recortes si el próximo martes el Parlamento elimina el 'estatus libre de impuestos' de la monarquía.

Según ha publicado la prensa holandesa, más de la mitad de parlamentarios están a favor de esta medida propuesta por el Partido Laborista.

La reforma implicará además del pago de impuestos, la retribución al estado por las propiedades, entre las que se incluirán los palacios. También perderán el privilegio de utilizar libremente las aerolíneas y disfrutarán de un presupuesto menor a partir de 2013.

Jeroen Recourt, diputado laborista ha defendido que "todo el mundo tiene que apretarse el cinturón, lo que incluye a los más representativos del país". Ha pedido más transparencia en cuanto a los gastos de la familia real, ya que "el presupuesto puede haber sido adaptado, pero hay todavía muchos elementos ocultos".

El tema más discutido en el Parlamento, previa votación de la medida, es dónde situar la línea entre los gastos derivados de la función pública de la realeza, y la privada.

Uno de los pocos grupos parlamentarios que no están a favor del recorte y desean mantener la asignación anual ha declarado que "una reina no puede hacer una visita de Estado con vestidos del H&M".

Otro de los factores que obliga al Partido Laborista a replantear la propuesta es la presión que supondría para el parlamento un 'cambio de rol' en la familia real, ya que la reina es oficialmente Jefe del Gobierno holandés, y juega un papel determinante en la formación de nuevas coaliciones.

Una compañía mundial de investigación de mercado ha realizado una encuesta para la televisión holandesa que refleja la opinión del pueblo holandés:

El 75% no quiere que la monarquía tenga un papel meramente ceremonial, y el 66% considera que el príncipe heredero Guillermo Alejandro modernizará la situación cuando ascienda al trono.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·