Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Provocó cierta confusión en la delegación española

Un malentendido situó a la infanta Cristina en el España-Túnez del Mundial de Balonmano

La web de la organización anunció por error que la hermana de Felipe VI asistiría al partido en el pabellón Las Arenas de Metz, a menos de 500 kilómetros de su casa de Ginebra

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“La princesa de España Cristina de Borbón y Grecia, segunda hija del rey Juan Carlos, estará en Las Arenas de Metz esta tarde en el partido entre La Roja y Túnez”: esa noticia de la organización del Mundial de Balonmano que se disputa en Francia provocó un revuelo que terminó en una falsa alarma.

Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina, en el Mundial de Balonmano de 2005 que ganó la Selección Española. Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina, en el Mundial de Balonmano de 2005 que ganó la Selección Española.

Monarquía Confidencial pudo comprobar que esa información se publicó en la web oficial del Mundial de Balonmano de Francia 2017. En francés, se explicaba que “la princesa Cristina” (como la nombran) es una fan del balonmano y seguidora de la selección española desde que se casó con Iñaki Urdangarín, que fue jugador del FC Barcelona.

Además, algunos medios extranjeros, en noticias referidas a la jornada del Mundial del sábado 14 de enero, mencionaron que entre los asistentes al partido España-Túnez (que ganaron los españoles 26-21) se encontraba la infanta Cristina.

El partido se había disputado en el pabellón Las Arenas, en Metz. Se trata de una ciudad del noreste de Francia, que además se encuentra no muy lejos de Ginebra, la ciudad suiza en la que residen los Urdangarín Borbón con sus cuatro hijos. Entre Ginebra y Metz hay unos 450 kilómetros, y se pueden recorrer en unas cinco horas en coche o en hora y media en avión

MC se puso en contacto con personas que están siguiendo los partidos de España en el Mundial de Balonmano en Francia, en los estadios en los que juega. Esas fuentes aseguran que en ese partido desde luego no vieron en ningún momento a la infanta Cristina.

Desde luego, no se encontraba en el palco con las autoridades, pero tampoco en otra zona también “VIP”. Y no creían que la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín se hubieran sentado en las gradas del público en general, por las medidas de seguridad que requieren.

Hasta pidieron entrevistas con “la princesa Cristina”

Fuentes en contacto con la delegación española aclaron a Monarquía Confidencial el malentendido. Porque se había tratado de eso, de un malentendido, que había hecho circular la información de que Cristina de Borbón iba a acudir al partido de balonmano de ese día.

Al parecer, a la persona que hace de guía de la Selección Española le comentaron que el sábado acudiría al partido en Metz una persona del departamento de prensa de la Real Federación Española de Balonmano, procedente de España y que no había estado aún en el Mundial.

Ahí se produjo un problema y por entenderlo mal, ese guía difundió a la organización del Mundial de Balonmano que iba a asistir al España-Túnez la infanta Cristina.

No hay que olvidar que antes de que estallara el ‘caso Nóos’ y se vieran apartados de la actividad oficial de la casa real, la entonces duquesa de Palma y su marido solían apoyar a la Selección Española de Balonmano. De hecho, estuvieron en la final del mundial de 2005 que ganó España y lo celebraron con los jugadores. Además, Urdangarín mantenía la relación con compañeros de su etapa como jugadores.

Pero esta vez se trató de un error que sin embargo se difundió. Tras aparecer en la página web oficial del Mundial, hubo incluso periodistas extranjeros que se pusieron en contacto con el jefe de prensa de la federación española para solicitar una entrevista con la infanta Cristina.

De inmediato se les explicó que no era cierto que acudiría la hermana de Felipe VI, pero aún así apareció en algunas crónicas posteriores como una de las personalidades que estaba siguiendo el Mundial de Balonmano en Francia, igual que un ministro de Hungría y el presidente de Islandia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·