Viernes 22/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Felipe VI ya barajaba esta opción hace días

El rey no convoca la tercera ronda de consultas y da tiempo a los partidos para negociar

Ha tomado esta decisión tras reunirse con Patxi López, que le ha comunicado el “no” del Congreso a Pedro Sánchez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Su Majestad ha comunicado al Señor Presidente del Congreso su decisión de no iniciar, por el momento, nuevas consultas”: ese es el resultado de la reunión mantenida esta mañana en el Palacio de la Zarzuela entre Felipe VI y Patxi López después de que Pedro Sánchez, el candidato propuesto por el rey, no obtuviera la mayoría necesaria en las Cortes.

Felipe VI con Patxi López. Felipe VI con Patxi López.

En cumplimiento de lo que establece la Constitución en su artículo 99, López pidió audiencia a la Casa del Rey para comunicarle al Jefe del Estado el resultado de las votaciones para investir al presidente del Gobierno.

La duda que surgió ya después del “no” a Pedro Sánchez era qué ocurriría a continuación: si el rey convocaría de nuevo a los portavoces de los partidos con representación parlamentaria, en una tercera ronda de consultas, o abriría un paréntesis para dar oportunidad a que haya un período de reflexión y negociación.

Esta segunda opción es la que ha elegido Felipe VI: no iniciará, “por el momento”, nuevas consultas, “de manera que las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren conveniente a los efectos de lo previsto en el artículo 99 de la Constitución”.

De esta forma se evitará, en principio, que se vuelva a dar el caso de que el rey proponga al Congreso a un candidato que fracase en la votación. Se espera que si en las próximas semanas algún líder político consigue asegurarse los votos necesarios para ser elegido, le será comunicado a don Felipe.

El Confidencial Digital ya contó que el rey considera que esta situación política es su primer gran desafío al frente de la Corona. El bloqueo político le ha colocado en una situación de protagonismo institucional que no tuvo que asumir su padre, y si sale airoso cree que eso le puede servir para ganarse el apoyo de muchos españoles.

La decisión de no abrir por el momento una ronda de consultas le ha permitido a Felipe VI confirmar que será él quien viaje el miércoles de esta semana a Lisboa para estar presente en los actos de toma de posesión de Marcelo Rebelo de Sousa como nuevo presidente de la República de Portugal.

Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·