Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Nuevo golpe a la institución

El diario británico The Economist califica como “desastre real” la situación actual de la monarquía española

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La familia real ha sufrido recientemente un nuevo revés debido a las críticas emitidas por la prensa. Tras conocerse la imputación de la infanta Cristina en el Caso Nóos, diversos medios de comunicación internacionales han arremetido contra la institución, entre ellos el diario The Economist.


La familia real española en una imagen de archivo. La familia real española en una imagen de archivo.

Este periódico con sede en Londres publicó horas después de hacerse pública la decisión del juez Castro de imputar a la hija del rey por los delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal un artículo titulado 'Un desastre real'.

La información comienza aludiendo a la 'accidentada' Pascua Militar celebrada el 6 de enero, en la que el rey pronunció su tradicional discurso entre titubeos, lo que llevó a la prensa nacional e internacional a cuestionar si don Juan Carlos debía continuar ejerciendo la jefatura del Estado.

Posteriormente, el periódico menciona la imputación de la infanta Cristina en el caso 'Urdangarín' y el duro golpe que ha supuesto para la monarquía española la implicación de uno de sus miembros en esta trama de corrupción.

The Economist va más allá de estos últimos acontecimientos. Para avalar su teoría del “desastre real” en el que está involucrada la institución, el diario británico se remonta a la disculpa pública del rey, en 2012, tras haber sido descubierto asistiendo a una cacería de elefantes en Botsuana.

No ha sido el único artículo crítico difundido por esta publicación sobre la monarquía española. Ya lo hizo previamente en abril del año pasado, coincidiendo con la noticia de la abdicación de la princesa Beatriz de los Países Bajos.

En esa ocasión, el periódico de Reino Unido insinuó que podía ser un buen momento para que don Juan Carlos abdicase debido a los errores cometidos ese año, del mismo modo que lo hizo la princesa Beatriz en favor de su hijo, el rey Guillermo de Holanda. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·