Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Cinco años como Princesa de Asturias, cinco años casados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este viernes se cumplen cinco años de la boda de los Príncipes de Asturias y, por tanto, un lustro de doña Letizia como miembro de la Familia Real. ¿Qué ha cambiado en ella? ¿Cuáles son sus principales retos? ¿Ha dotado de personalidad su agenda?

“Tengo la seguridad de que Letizia reúne todas las cualidades y capacidades necesarias para asumir las responsabilidades y las funciones como Princesa de Asturias y como futura Reina de España”. Don Felipe lo tenía claro el 1 de noviembre de 2003, el día en que la Casa del Rey anunció de manera oficial el compromiso entre el Príncipe de Asturias y la por aquel entonces periodista Letizia Ortiz Rocasolano.

Cinco años después queda claro que doña Letizia se ha adaptado a la perfección al protocolo de Zarzuela. Con el Príncipe de Asturias ha viajado a países como Jordania, México, EE UU o Dinamarca, ha asistido a más de 600 actos oficiales públicos y ya ha orientado su agenda propia -que se inició en junio de 2005 con el amadrinamiento de la bandera de la Unidad de Acción Rural de la Guardia Civil- hacia temas como la infancia o la educación, materias explotadas por las princesas de Europa, pero que doña Letizia ha sabido manejar con su saber estar, su fuerte personalidad y sus dotes comunicativas.

El Príncipe de Asturias quiso disponer en su momento de un jefe para sus propios asuntos -al igual que Alberto Aza trabaja para el Rey-, pero finalmente no le dejaron; y no importó. Él y doña Letizia han sabido con los años controlar su agenda y han impuesto su criterio poco a poco en Zarzuela, decidiendo el uso que se da tanto de su imagen como de la de sus hijas, las infantas Leonor y Sofía.

La Monarquía es más popular

La Princesa de Asturias ha dotado a la Familia Real de una inmensa popularidad hasta el punto de ser su personaje más relevante mediáticamente hablando. Cabe recordar a los más de 25 millones que vieron la retransmisión de la boda real por televisión o el 49,3% que declaró al CIS que siguió con “mucho o bastante interés” las informaciones sobre el enlace del Heredero a la Corona. La Princesa arrasa en internet, donde supera en páginas que hablan sobre ella tanto a don Juan Carlos como a doña Sofía. Sólo en Google, las palabras “princesa letizia” tienen más de 700.000 entradas.

Visitas privadas

Desde 2008, la Princesa también ha potenciado los encuentros privados al margen de las cámaras, por ejemplo cuando visitó la planta de Oncología Infantil del Hospital de La Princesa antes de Navidad o cuando acudió a un comedor social de la capital.

¿Plebeya? A quién le importa

Que doña Letizia sea plebeya no juega en su contra, más bien todo lo contrario. La Princesa de Asturias aporta criterio, inteligencia y trabajo. Es un activo y no se diferencia del resto de las princesas europeas. Mette-Marit de Noruega, Mary de Dinamarca o Máxima de Holanda tampoco son de sangre real. Como dice doña Sofía en La Reina muy de cerca de Pilar Urbano: "Una de las conquistas de la realeza actual es que ellas y ellos pueden casarse libremente, por amor".

Su principal reto

Preparar a su marido para la sucesión. La gran obligación de doña Letizia es conseguir que el Príncipe herede el trono en las mejores circunstancias posibles. Si tiene la imagen y la popularidad necesarias -que las tiene- podrá ayudar a don Felipe. De momento, el tema de los herederos está resuelto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·