Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El 25 aniversario de la jura de la Constitución por el príncipe Felipe, y su confirmación como heredero, no tendrá ninguna celebración oficial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La fecha del próximo 30 de enero tiene un significado especial para el príncipe Felipe, porque ese día se cumplen 25 años de su confirmación como heredero del trono de España. Un día como ese de 1986, cuando cumplió los 18 años y por tanto alcanzó la mayoría de edad, juró la Constitución y con ello consolidó su condición de heredero. Sin embargo, no va a haber ninguna celebración especial.

Aquel 30 de enero de 1986, el príncipe interrumpió su estancia en la academia general de Zaragoza para dar cumplimiento al artículo 61.2 de la Carta Magna, que establece que el príncipe heredero, al alcanzar la mayoría de edad, prestará el juramento a la Constitución. Y lo hizo en un acto solemne que se desarrolló en el Congreso de los Diputados, en una sesión conjunta de las dos cámaras legislativas.

Don Felipe asistió al acto vestido con chaqué, y no con uniforme militar, a pesar de ser alumno-cadete, si bien en la solapa lucía un pequeño distintivo dorado colgado de una cinta roja: el símbolo del toisón de oro. La utilización del chaqué se decidió después de un largo debate protocolario.

Terminado el acto en el Congreso, en el Palacio Real se celebró la imposición del collar de la Orden de Carlos III, otorgado mediante real decreto que se había publicado la víspera, 29 de enero. Asistieron mil doscientas personas, incluyendo representantes de la nobleza y personalidades extranjeras como Walter Scheel, Edward Heath, Bruno Kreisy y Kurt Waldheim.

A pesar de ser un aniversario tan redondo, 25 años, de una ocasión tan trascendental, este domingo no se celebrará ningún acto especial. El hecho transcurrirá con gran discreción.

Fuentes de La Zarzuela a las que ha tenido acceso Monarquía Confidencial han explicado que, entre otros motivos, el día 30 cae en domingo, por lo que resulta complicado organizar cualquier acto, y además, al ser festivo, tampoco hay actividad parlamentaria.

No obstante, y al ser su 43 cumpleaños, sí que habrá una celebración familiar, sin trascendencia exterior, en la propia residencia de los príncipes de Asturias.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·