Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El monarca subió al Palco Real por primera vez en su reinado

Una ovación en Las Ventas emociona a Felipe VI al compás del himno nacional

Debutó este viernes como rey en la corrida de toros de la Beneficencia. No le acompañó la reina Letizia. El público se puso en pie para agradecerle su apoyo a la fiesta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Felipe VI se estrenó este viernes como rey, en la plaza de toros de Las Ventas, en la tradicional Corrida de la Beneficencia. El público asistente ovacionó al monarca poniéndose en pie y agradeciéndole su apoyo a la fiesta nacional.

El rey Felipe VI, en el Palco Real. El rey Felipe VI, en el Palco Real.

En una tarde de calor sofocante, el rey llegó con quince minutos sobre el horario del festejo. El termómetro marcaba 38 grados en la calle Alcalá de Madrid. A pie de plaza, fue recibido por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, y el equipo que comanda Plaza 1, la empresa que gestiona el coso, con Simón Casas, Rafael Garrido y Curro Vázquez a la cabeza.

Don Felipe fue recibido en el Palco Real con una larga ovación y gritos de "¡Viva el rey!", antes y después de que sonara el himno nacional. Se le vio emocionado y no dejó de saludar a los tendidos en agradecimiento a la calurosa bienvenida.

Manzanares, El Juli y Talavante fueron los encargados de dar lidia y muerte a un encierro flojo de Victoriano del Río y Toros de Cortés. Los tres diestros lanzaron al monarca su montera en sus primeros toros, en el brindis, como muestra de adhesión y de respeto por acudir a apoyar la fiesta. Al finalizar el festejo, Felipe VI mantuvo un encuentro con los toreros y las cuadrillas.

La última vez que el hoy jefe del Estado presidió esta corrida desde el Palco fue en 2011, entonces todavía como Príncipe de Asturias. No estuvo acompañado entonces por doña Letizia... y tampoco este viernes. En el pasado, asistía junto a su marido a los toros, pero desde 2009, cuando acudió a la Feria de San Isidro, no se la ha vuelto a ver en una plaza.

En los últimos años, y hasta su abdicación en 2014, Juan Carlos I fue quien acudió al festejo de la Beneficencia en el coso madrileño que, desde tiempos de Felipe II, supone una representación de la estrecha relación entre el toreo y la Casa Real. En los dos años siguientes, la infanta Elena abrió este día el Palco Real en representación de la Corona.

Este viernes, Felipe VI hizo lo propio, por primera vez, desde que sucedió en el trono a su padre. Lo hizo justo tres días antes de que se cumplan tres años de su proclamación. Previamente, había acudido a Las Ventas en alguna ocasión antes de asumir la jefatura del Estado, y asistió después a la inauguración de la Feria de San Isidro en 2015, ocupando una barrera en el tendido 1, junto a Dávila Miura. Desde entonces, el rey no había vuelto a pisar Las Ventas.

Los taurinos echaban de menos a Felipe VI

Este año, una de las comidillas en Las Ventas ha sido la frecuencia con la que el rey Juan Carlos y la infanta Elena han asistido a las corridas de la Feria de San Isidro. Por el contrario, don Felipe se ha prodigado poco en las plazas de toros.

Pero esa intensa afluencia del rey emérito y de su hija mayor no era suficiente para los aficionados. Las Ventas esperaban con expectación ver a Felipe VI este viernes en la tradicional Corrida de la Beneficencia, presidida desde hace años por el rey.

No encontraban una explicación a su ausencia en los últimos años. No la entendían. Y no habían dudado en ponerle falta. Más si cabe, en este momento, en el que la fiesta de los toros necesita más apoyo que nunca.

Hay quien se atrevía a lanzar un motivo a esa ausencia: “A diferencia de Felipe, su padre sí ha considerado siempre que el papel del ganadero de reses bravas es crucial, porque es quien preserva la existencia del toro de lidia”. Esta justificación no convencía a la mayoría: “No pasa nada porque venga un día, aunque no le guste, o no entienda”, criticaban.

Como heredero, don Felipe presenció algunos festejos con su padre desde el Palco Real de Las Ventas, y también acudió varias veces acompañado de doña Letizia. La última fue en junio de 2009, cuando los entonces Príncipes de Asturias presidieron la Corrida de la Beneficencia desde el Palco.

Sin embargo, no ha extrañado tanto este viernes la ausencia de la reina en la Beneficencia, a quien si daban por hecho desde el comienzo de la feria que no verían saludando desde el Palco de Las Ventas en todo el ciclo taurino de San Isidro, que finaliza ya este domingo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·