Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La Reina preocupada por el futuro de sus nietos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Doña Sofía está preocupada por Felipe y Victoria Federica Marichalar. Es lo que tienen los divorcios. Las parejas se separan y los niños se quedan sin papá o sin mamá. En este caso sin papá pues la custodia es de la infanta Elena. Y Jaime, que nunca fue partidario del divorcio, no quiere explicar a sus hijos la nueva situación. Y doña Elena tampoco quiere explicar nada a sus hijos. Y la Reina está preocupada. Ya en el libro de Pilar Urbano se mostraba partidaria de que unos preceptores o tutores velaran por sus nietos, pero nada de eso ha ocurrido. Ya la nueva situación solo añade incertidumbre a su educación... La Reina está preocupada.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Carlos García Revenga, la persona que acompaña a la Infanta en todos sus actos, tampoco puede ocuparse de Felipe y Victoria Federica y, en cualquier caso, las cuestiones que deben explicarles respecto a la nueva situación de sus padres no las puede asumir una personba cualquiera.

Doña Elena ha hecho frente a la situación llevándoselos a Estados Unidos para que estén con sus primos Urdangarín, pero estas soluciones de fin de semana o puente, siempre son a corto plazo, pero no resuelven el futuro. No hay que olvidar que uno y otra ocupan el quinto y sexto lugar en el orden sucesorio. Es quizá por ese motivo por lo que más se entiende la preocupación de la Reina. Y que busque una tutela o tutoría para sus nietos. La Reina nunca quiso que dieran el paso del divorcio, y ahora solo asume la decisión de doña Elena como una manifestación más de su terquedad. Pero los nietos están ahí.

El hecho de que Jaime Marichalar no quiera ser el que explique la nueva situación, pues el nunca fue partidario del divorcio, implica que debe ser doña Elena la que la aclare, pero ella tampoco quiere decirles que su padre va a seguir siendo siempre su padre. Quizá porque sea algo obvio, pero quizá también porque no quiere añadir nada nuevo a la situación de 'cese temporal' que vivían.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·