Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La Reina inaugura una exposición de fotografía en Ferrol y recoge una carta de la madre de un cabo expedientado durante un acto en el Arsenal Militar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Doña Sofía aceptó la misiva de María de los Ángeles Chao, una mujer cuyo hijo se enfrenta a dos meses de arresto, en prisión militar, por haber denunciado que el accidente de la Fragata Extremadura ocurrido en 2005 y en el que fallecieron dos marinos se debió a una "negligencia". La afectada subrayó el "gesto excelente" de Su Majestad y reconoció que, a pesar de declararse "antimonárquica", aprecia mucho el papel de los Reyes "por su cercanía con el pueblo".

La Reina Sofía inauguró este miércoles, en el Museo Herrerías del Arsenal Militar ferrolano, una exposición de fotografía antigua, organizada por el Ayuntamiento, que recoge las primeras imágenes de la ciudad, y con la que se conmemora el 150 aniversario de la concesión del título a la urbe, que la reina Isabel II promulgó en octubre del 1858.

Más allá de su visita a la muestra fotográfica, que incluye cerca de un centenar de imágenes y litografías de la ciudad, la sorpresa surgió ese mismo día cuando la madre de un cabo de la Armada expedientado le entregó a doña Sofía una carta en el transcurso de un acto militar, un "gesto excelente" según la señora, que mostró su confianza en que la Reina responderá la misiva. "Su gesto me pareció excelente e incluso aprecié en ella cierta mirada de tristeza", manifestó María de los Ángeles Chao, que indicó: "Creo que me va a responder". La madre del cabo Jorge Miguel Gago Chao irrumpió durante el acto militar que se celebraba en el Arsenal Militar de Ferrol para llamar la atención de la Reina y entregarle, en persona, una carta en la que relata el "infierno" por el que está pasando su familia, desde que su hijo fue sancionado por la institución militar y en la que reclama su intervención. El cabo Jorge Miguel Gago Chao se enfrenta a dos meses de arresto, en prisión militar, por haber denunciado que el accidente de la Fragata Extremadura ocurrido en 2005 y en el que fallecieron dos marinos se debió a una "negligencia". "Yo sé que la Reina, como madre y abuela que es, igual que yo, tiene que entender todo lo que está viviendo mi familia", afirmó. La mujer, a pesar de declararse "antimonárquica", elogió el papel de los Reyes "por su cercanía con el pueblo", por lo que se mostró convencida de que escucharán su súplica.