Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Los Príncipes de Asturias recibieron en México a los 'Niños de Morelia' que llegaron a México en 1937, a consecuencia de la Guerra Civil española,

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Felipe y doña Letizia, que agradecieron la acogida que México dispensó a los exiliados españoles en "tiempos difíciles" para su país, vistaron también las últimas excavaciones del Templo Mayor, en el zócalo de Ciudad de México, y vieron los últimos descubrimientos del recinto sagrado de los mexicas, la Casa de las Ajaracas, antes de asistir a un pleno del Senado.

En su tercer día de esta primera visita oficial a México, el heredero de la Corona española y su esposa, Doña Letizia, estuvieron en la Cámara Alta, donde fueron recibidos por su presidente, Gustavo Madero, y mantuvieron un encuentro con la mesa directiva del Senado. Una vez más, Felipe de Borbón reiteró el apoyo de España en la lucha de las instituciones mexicanas contra el narcotráfico y en la defensa de los derechos humanos.

Previamente, los Príncipes rindieron un homenaje ante el monumento a los "Niños Héroes", en el bosque de Chapultepec, muy cerca de donde el presidente mexicano, Felipe Calderón ofreció después un almuerzo en su honor.

Don Felipe y Doña Letizia se trasladaron después al centro neurálgico de la capital, el Zócalo, y junto a las ruinas del Templo Mayor -los restos de la gran Tenochtitlan, capital de los aztecas- descubiertas hace 30 años junto a la catedral, vieron los restos prehispánicos encontrados el 2 de octubre de 2006, donde se ubicaba la Casa de las Ajaracas.

Allí fueron recibidos por el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Sergio Vela, y el arquitecto jefe de las excavaciones les explicó como se restaura el monolito que muestra a la efigie de la Diosa de la Tierra Tlatecuhtli, que se encontró en las Ajaracas. Según la historia, era la diosa que devoraba los cadáveres de los que enterraban allí y no se descarta que pueda ser la lápida de una tumba real, posiblemente de Tlahtoani Ahuízotl, que gobernó el imperio mexica entre 1486 y 1502 de nuestra era.

Los Príncipes, que viajan acompañados por la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, pudieron apreciar después el interior de la Casa y lo que se piensa que es la entrada a la tumba real, en la que hay distintos objetos de oro y piedras preciosas, así como los restos de un cánido y el exterior.

Una recepción con el mundo del cine en la residencia del embajador de España en México, Carmelo Angulo, en la que se espera que estén entre otros Antonio Banderas y Alejandro Amenábar, pondrá fin a las actividades de hoy de los Príncipes en la capital mexicana.