Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La Infanta Leonor madrugó ayer para su primer día de guardería, comió allí y volvió a casa después de la siesta infantil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Infanta Leonor tuvo ayer su primer día de clase, con la incorporación como alumna de la guardería a la que acuden los hijos de la Guardia Real, que es el centro elegido por sus padres, los príncipes de Asturias, para esta primera etapa de formación escolar. Y tuvo que madrugar.

Según fuentes cercanas a La Zarzuela, pasadas las ocho de la mañana, llegó al centro escolar, una guardería pública para pequeños desde tres meses a tres años, a la que van hijos de miembros de la Guardia Real, pero también los del personal de la Casa del Rey y algunos otros del Ministerio de Defensa. No hay noticia de que se produjeron lloros.

El centro ha sido elegido por su buena ubicación, muy cerca de la residencia real y por tanto de sus padres, pero también por motivos de seguridad y de privacidad. Las instalaciones de la guardería se encuentran dentro de uno de los acuartelamientos de la Guardia Real, lo que garantiza la tranquilidad de la pequeña Leonor.

El horario de la guardería se prolonga hasta primera hora de la tarde, es decir, que los más de cuarenta alumnos reciben allí la comida, y después, como en otros centros semejantes, hay un tiempo de reposo, para lo cual existen unas literas. Lógicamente, cuenta con lavabos y servicios acomodados a la talla de los pequeños escolares.

Mañana, viernes, habrá una jornada de “puertas abiertas” en la guardería, de forma que fotógrafos y televisiones puedan tomar imágenes de la presencia de la Infanta Leonor en el centro escolar y de sus instalaciones. Las fuentes consultadas confían en que a partir de entonces se respete la tranquilidad de la hija de los Príncipes de Asturias en esta primera etapa de su educación.

Las mismas fuentes descartan que en la elección hayan entrado consideraciones sobre el supuesto “carácter militar” de la guardería por el hecho de que sus alumnos provengan sobre todo de miembros de la Guardia Real. Ni la edad de la Infanta Leonor aconseja ese tipo de enfoques, ni el centro lo tiene.