Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Iñaki Urdangarín rompe su silencio por segunda vez desde Washington: desvincula a la Casa del Rey de sus "actividades privadas" y lamenta "profundamente" el daño causado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El duque de Palma, Iñaki Urdangarín, ha declarado que lamenta "profundamente" el perjuicio que las informaciones y comentarios sobre él están causando a la imagen de su familia y de la Casa del Rey, "que nada tienen que ver" con sus actividades privadas.

En conversación telefónica con la agencia EFE en Washington, Urdangarín leyó la siguiente declaración: "Ante la acumulación de informaciones y comentarios aparecidos en los medios de comunicación relativos a mis actuaciones profesionales, deseo puntualizar que lamento profundamente que los mismos estén causando un grave perjuicio a la imagen de mi familia y de la Casa de su Majestad el Rey, que nada tienen que ver con mis actividades privadas".

"Informo asimismo que he designado asesor jurídico y portavoz a Don Mario Pascual Vives, letrado del Colegio de Abogados de Barcelona, que será la persona autorizada a hablar en mi nombre", concluye la declaración.

La Zarzuela ha evitado, hasta el momento, hacer declaraciones sobre el comunicado, que llega cuando se da por supuesto el encausamiento de Urdangarín en la pieza secreta del caso Palma Arena donde se investiga la supuesta trama de desvío de fondos públicos, prevaricación, fraude a la Administración y otros delitos en torno al "grupo" de empresas Nóos, liderado por el duque de Palma, y en la que hay ya nueve imputados y unos 15 implicados.

Las palabras de de Urdangarín suponen la segunda manifestación pública sobre las pesquisas por parte del duque de Palma, después de que el pasado viernes, 11 de noviembre, asegurara que defenderá su "honorabilidad e inocencia" en la gestión del Instituto Nóos, "desde la convición de que mi actuación profesional ha sido siempre correcta".

Tras salir a la luz pública la investigación, se especuló con que la Casa Real planeaba reducir la Familia Real para dejar fuera a las infantas y sus consortes, extremos que Zarzuela desmintió a las 24 horas. Casi en paralelo, la reina mostró su apoyo implícito a Urdangarín al acceder a fotografiarse en público con el duque de Palma en Washington.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·