Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

En un restaurante de cocina castellana

Croquetas, espárragos en tempura y cochinillo: así fue la comida de Felipe VI en Toledo

Acudió con un grupo de 60 personas, el rey saludó a los empleados y se hizo ‘selfies’ con los clientes, hubo varios discursos y acabaron tomando una copa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey Felipe se dejó ver el pasado fin de semana en varios lugares de ocio. Estuvo en el teatro con la reina Letizia y con sus hijas para ver al violinista Ara Malikian, y también viajó hasta Toledo para comer con un grupo de amigos.

Horno de leña de La Hacienda del Cardenal (Toledo), donde comió Felipe VI. Horno de leña de La Hacienda del Cardenal (Toledo), donde comió Felipe VI.

Al mediodía del sábado, camareros y clientes de La Hacienda del Cardenal, un restaurante de Toledo, se sorprendieron de ver a un hombre muy alto con barba entrar en el establecimiento. Se trata del rey Felipe, que acudía a una comida con un grupo de amigos que algunos medios han apuntado que podrían ser compañeros de promoción de la Academia General Militar.

El propio restaurante emitió una nota explicando la visita por sorpresa de don Felipe y también publicó en su perfil de Facebook una fotografía del rey con cocineros, camareros y otros empleados. El jefe del Estado vestía informal, con una camisa azul abierta varios botones y arremangado, pantalones vaqueros desgastados, zapatos de ante azul y unas gafas de sol.

Entrantes y tres platos a elegir

Monarquía Confidencial ha podido saber que el rey acudió por sorpresa, y sólo una hora antes los responsables del restaurante recibieron el aviso de que acudiría una personalidad “importante”.

Don Felipe se unió a un numerosos grupo, de cerca de 60 personas, que habían reservado mesas y tenían un menú ya concretado. Antes del plato principal, el rey y sus acompañantes pudieron degustar varios entrantes: había croquetas, jamón, cecina y espárragos en tempura.

De plato principal, Felipe VI comió cochinillo con patatas asadas. Se trata del plato estrella de este establecimiento de cocina castellana, que lo elabora a la manera tradicional: en su horno tradicional alimentado con leña de encina.

Aparte del cochinillo, el menú reservado permitía también elegir como plato principal perdiz salvaje estofada y, de pescado, merluza a la plancha con asadillo de pimientos rojos y refrito de ajetes tiernos.

Después de comer, don Felipe y su grupo de amigos se trasladaron a la taberna que tiene el mismo establecimiento, donde se tomaron una copa.

Fuentes presentes ese día en La Hacienda del Cardenal aseguran que pese a tratarse de una comida privada con amigos, el rey se mostró “muy agradable”: saludó a los empleados del restaurante, a los que comentó que su cochinillo era uno de los mejores que había probado, y también aceptó hacerse fotografías y‘selfies’ con resto de clientes del restaurante que se acercaron al darse cuenta de que Felipe VI estaba allí.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·