Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La infanta Cristina, con mantilla negra y traje largo, amadrina la entrega de la bandera a la Cuarta Zona de la Guardia Civil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Infanta Cristina ejerció ayer como madrina en Sevilla en la entrega de la bandera española a la cuarta zona de la Guardia Civil, con sede en Andalucía y compuesta por unos 14.000 miembros, lo que supone la octava enseña que posee el instituto armado.

En un acto celebrado ayer en la Plaza de España de Sevilla, la Infanta entregó la bandera española al responsable de la cuarta zona de la Guardia Civil, el general Antonio Dichas. La bandera, que previamente había sido bendecida por el cardenal de Sevilla, Carlos Amigo, es la octava que posee la Guardia Civil tras las de Baeza, Aranjuez, Valdemoro, Canarias, Galicia, Toledo y la del Grupo de Acción Rural (GAR), informaron a Efe fuentes de la institución.

La entrega de la bandera es una distinción especial que se otorga a determinadas zonas como reconocimiento a la labor que desarrollan. Doña Cristina, tras entregar la bandera, señaló que la enseña nacional "es el más alto honor que cabe otorgar a una unidad" de la Guardia Civil y supone un reconocimiento a "vuestra especial preparación, gran profesionalidad y constante espíritu de servicio".

Con mantilla negra y traje largo del mismo color, la Infanta Cristina entregó la bandera al mando militar. Tras el acto, se ofreció un homenaje a los agentes fallecidos con la ofrenda de una corona ante un monolito en el que se rinde "honor a todos los que dieron su vida por España".

Una vez concluido el acto militar, la Infanta saludó a numerosos niños de la guardería Miller y el colegio público España, situados en las inmediaciones de la Plaza de España.