Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Don Juan Carlos y doña Sofía inauguran en Tokio el mayor centro del Instituto Cervantes, un gigante de ocho pisos y 4.300 metros cuadrados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante la ceremonia, el Rey recordó que cerca de 500 millones de personas hablan español, "una lengua que se ha convertido en el segundo idioma de comunicación internacional" con un creciente peso "en los ámbitos político, económico y comercial". Tampoco olvidó mencionar don Juan Carlos, que el número de estudiantes de español en Japón -más de 400.000- es el "mejor indicador del interés mutuo por conocernos mejor", impulsado por los hispanistas de este país, y que el Cervantes de Tokio confirma su voluntad de expansión en Asia y el Pacífico, "verdadero mar de encuentro con las tierras americanas donde se habla" nuestra lengua.

 

FOTOGRAFÍA: Los Reyes, en compañía del primer ministro japonés, Taro Aso, y su esposa.

Los Reyes de España inauguraron ayer en Tokio el mayor centro del Instituto Cervantes del mundo, que cuenta ya con 2.000 alumnos y que quiere servir de plataforma para la difusión de la lengua y cultura españolas en Asia y el Pacífico. Antes de comenzar la ceremonia, se guardó un minuto de silencio en memoria de los dos militares españoles muertos en Afganistán en un atentado suicida. Como ya hizo el lunes el emperador Akihito en la cena de gala en honor de don Juan Carlos y doña Sofía, que trasladó sus condolencias por los fallecidos, el primer ministro japonés, Taro Aso, expresó ayer a los Reyes su pésame por las víctimas. Don Juan Carlos y doña Sofía visitaron el Cervantes acompañados por la princesa japonesa Takamado, encargada de la agenda de la cultura española; por la ministra de Ciencia e Innovacción, Cristina Garmendia, por la directora de la institución, Carmen Caffarel, y por representantes del Gobierno japonés. El Rey recordó en la inauguración que cerca de 500 millones de personas hablan español, "una lengua que se ha convertido en el segundo idioma de comunicación internacional" con un creciente peso "en los ámbitos político, económico y comercial". Dijo también don Juan Carlos, que el número de estudiantes de español en Japón -más de 400.000- es el "mejor indicador del interés mutuo por conocernos mejor", impulsado por los hispanistas de este país, y que el Cervantes de Tokio confirma su voluntad de expansión en Asia y el Pacífico, "verdadero mar de encuentro con las tierras americanas donde se habla" nuestra lengua. Los Reyes recorrieron el centro de ocho pisos, que tiene 4.300 metros cuadrados y que cuenta con 18 aulas, una multimedia, dos salas de exposiciones, una biblioteca, una librería en español y un auditorio-salón de actos para 160 personas. Don Juan Carlos y doña Sofía descubrieron una placa conmemorativa y visitaron las exposiciones "Andalucía-Tokio-Andalucía: cuatro visiones del arte emergente andaluz" y "Federico García Lorca: Poeta en Tokio".