Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

El príncipe Guillermo, de camino a las Malvinas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Casi 30 años después de la Guerra por las Islas Malvinas, el príncipe Guillermo de Inglaterra está de camino al archipiélago para cumplir su polémica misión como piloto de helicóptero, informan hoy medios británicos.

No obstante, por el momento no hay confirmación oficial del viaje según informa DPA. Argentina, que sigue reclamando la soberanía de las islas situadas ante su costa este, ha criticado duramente la misión del nieto de Isabel II, que se prolongará durante seis semanas.

"Llega a Malvinas como miembro de las fuerzas armadas de su país. El pueblo argentino lamenta que el heredero real arribe a suelo patrio con el uniforme del conquistador y no con la sabiduría del estadista que trabaja al servicio de la paz y el diálogo entre las naciones", señaló el pasado martes el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El viaje del príncipe, número dos en la línea de sucesión al trono británico, tiene lugar en vísperas del trigésimo aniversario del estallido de la guerra, que enfrentó a Argentina y Reino Unido en 1982. Casi 1.000 personas murieron en la contienda, en la que el tío de Guillermo, el príncipe Andrés, participó como piloto de helicóptero.

En los últimos tiempos el debate en torno al archipiélago se ha vuelto a acalorar: Argentina acusó al primer ministro británico, David Cameron, de colonialismo, porque Reino Unido envió un moderno buque de guerra a las islas del Atlántico sur. No obstante, Londres lo calificó de una misión de rutina prevista desde hacía tiempo.

Entre tanto, medios británicos dieron a conocer nuevas informaciones que afirman que la jefa de Estado argentina presiona para bloquear el único vuelo comercial a las Malvinas desde Sudamérica, que une las Malvinas con Santiago de Chile.

Según fuentes diplomáticas citadas por "The Guardian", esto supondría un bloqueo inmediato de las islas. Anteriormente, el gobierno argentino, apoyado por sus países vecinos, ya consiguió que en ningún puerto sudamericano amarren barcos con la bandera de las Malvinas.

El conflicto entre Argentina -que nunca cesó en su reclamo de soberanía- y el Reino Unido se avivó después del éxito de unas perforaciones petroleras en las islas. Empresarios británicos planean extraer en los próximos años grandes cantidades de crudo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·