Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Así fue el bautizo del príncipe Jorge, primogénito de los duques de Cambridge

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El primer hijo de los príncipes Guillermo y Catalina de Inglaterra ya ha sido bautizado. En la celebración, una ceremonia de carácter íntimo por deseo expreso de sus padres, destacó la presencia de siete padrinos para el primogénito de los duques de Cambridge y la ausencia de Cressida Bonas, novia del príncipe Harry.

Los duques de Cambridge y el príncipe Jorge durante el bautizo. Los duques de Cambridge y el príncipe Jorge durante el bautizo.

El biznieto de la reina de Inglaterra fue bautizado ayer por la mañana, en el palacio de St. James's de Londres, en una ceremonia privada de tan sólo 22 invitados y exenta del protocolo tradicional seguido en las celebraciones de la familia real británica.

La única tradición que prevaleció en el acto fue el lugar escogido para bautizar al primogénito de los duques de Cambridge. En la Iglesia de St. James's, donde se celebró el encuentro, fueron bautizados anteriormente otros miembros de la realeza británica, como el caso de la princesa Beatriz, nieta de la reina Isabel II.

Además, en la capilla de este palacio también reposaron, los días previos a la celebración de su funeral, los restos de Diana de Gales, madre del príncipe Guillermo.

Los duques de Cambridge escogieron a siete padrinos para su primogénito, entre los que destacaron no sólo familiares, sino también los amigos más íntimos de la pareja.

Zara Phipillips, nieta de la reina de Inglaterra, fue una de las madrinas de la celebración. Junto a ella actuaron como padrinos Oliver Baker, William Van Custem, Emilia Jardine-Paterson y el Conde de Grosvenor, todos ellos amigos de los príncipes.

La lista la completan Julia Samuel, amiga de la fallecida princesa Diana de Gales, y Jamie Lowther-Pinkerton, ex secretario de los duques Guillermo y Catalina.

La novia del príncipe Harry no fue invitada

Cressida Bonas, novia del príncipe Harry, fue la gran ausencia en el bautizo del primogénito de los herederos a la corona británica.

A pesar de mantener una relación estable desde hace un año y medio con el hermano del príncipe Guillermo, la joven aristócrata no participó en esta celebración.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·