Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Noruega

La princesa Mette-Marit rehúye las preguntas de la prensa sobre la elección de que su hija estudie en un centro privado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La princesa Ingrid de Noruega estudiará en un colegio privado de Oslo a partir del próximo curso. Esta decisión adoptada por los príncipes Haakon y Mette-Marit ha levantado la polémica en el país por romper la tradición implantada desde años en la familia real de formarse en una escuela pública.


La princesa Mette-Marit y su hija Ingrid de Noruega. La princesa Mette-Marit y su hija Ingrid de Noruega.

Para justificar el cambio de colegio de la princesa Ingrid, que desde el 11 de agosto continuará sus estudios de enseñanza obligatoria en el Oslo International School, el heredero al trono Haakon y su esposa Mette-Marit enviaron un comunicado oficial a los medios de comunicación en el que explicaban que su hija necesitaba perfeccionar su nivel de inglés. De ahí, la decisión de los príncipes de escoger una de las escuelas bilingües más prestigiosa del país.

Comunicado oficial

“Ha sido difícil para nosotros adoptar esta decisión, pero hemos llegado a la conclusión de que es lo mejor para nuestros hijos. Van a necesitar pensar, hablar y escribir en inglés en un futuro”, aseguraba la pareja en este comunicado.

El requisito de hablar inglés de forma fluida es indispensable en el caso de la princesa Ingrid por su condición de futura reina. Pero en el caso de su hijo menor Sverre Magnus, los príncipes han adoptado la misma decisión de educarle en un colegio privado, el centro Montessori de Oslo.

Declaraciones en actos públicos

Desde que se anunció la decisión, los príncipes Haakon y Mette-Marit han sido interrogados en sus apariciones públicas por este hecho. En una de esas ocasiones, la princesa noruega salió al paso de las preguntas formuladas por una periodista con una respuesta tajante: “No voy a hablar de eso”.

Cuando la reportera le preguntó que por qué se negaba a dar más explicaciones de las difundidas a través del comunicado, Mette-Marit contestó: “Porque no es el momento”.

Críticas de los políticos

El príncipe heredero y su esposa también se han mantenido al margen de las críticas vertidas por la clase política.

“La justificación de que una escuela internacional es mejor para aprender inglés arroja piedras contra nuestro sistema educativo público” o “en Noruega no hay razón que justifique enviar a tus hijos a una escuela privada” han sido algunas de las frases pronunciadas por varios políticos noruegos en contra de esta decisión.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·