Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

Boda real de Mónaco. Así será la ceremonia religiosa entre el príncipe Alberto y Charlene Wittstock: el enlace más cercano al pueblo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El príncipe Alberto de Mónaco y su futura esposa, Charlene Wittstock, han querido que la ceremonia sea lo más cercana posible a los ciudadanos. Las puertas del Palacio Grimaldi permanecerán abiertas para que alrededor de 3.500 personas puedan disfrutar del enlace en directo.

La ceremonia comenzará a las 17:00 en el patio principal del Palacio Grimaldi. El arzobispo Bernar Barsi, capellán jefe del Palacio del príncipe, oficiará el enlace.

A diferencia de lo que sucedió con el príncipe Rainiero y Grace Kelly, que se casaron en la catedral de Mónaco, los novios han preferido una boda al aire libre.

La ceremonia estará envuelta por la música de la Orquesta Filarmónica de Mónaco y el Coro de la Opera de Monte-Carlo, bajo la dirección de Lawrence Foster. El gran órgano será interpretado por Olivier Vernet, organista principal de la Catedral de Mónaco.

Está previsto que la ceremonia termine alrededor de las 18:30. Después, se iniciará un recorrido por la ciudad hasta llegar a la Iglesia de Santa Devota, donde la princesa depositará como ofrenda su ramo de novia. El ramo de la novia sigue siendo uno de los secretos que se desvelará durante el evento al igual que el menú de la cena.

El recorrido por la ciudad de Mónaco lo realizarán en un coche hibrido. Según la Casa Real de Mónaco, la elección de este modelo se debe al compromiso del príncipe con el medio ambiente. Un vehículo que pasará a formar parte tras la celebración del Oceanográfico de Mónaco; al igual que el vestido de la novia.

La cena oficial comenzará en torno a las 21.00 en las terrazas de la Ópera Garnier de Montecarlo. Del menú se sabe que consistirá en cuatro platos, incluida la tarta nupcial, y que el chef del palacio principesco, Christian García, prepara una sorpresa para la novia.

El broche de la celebración empezará con un espectáculo de fuegos artificiales para dar paso al baile con el que se cerrarán diez años de noviazgo y cinco de convivencia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·