Jueves 19/10/2017. Actualizado 18:50h

·Publicidad·

España

Los dos momentos que más sobrecogieron a los Príncipes de Asturias en su visita a Lorca: el testimonio directo de un hombre que se había quedado sin hogar y el estado de la iglesia de Santiago

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Felipe y doña Letizia visitaron Lorca para conocer 'in situ' los efectos del terremoto. Hubo dos momentos especialmente conmovedores para los Príncipes de Asturias durante su viaje.

Según ha podido conocer Monarquía Confidencial, los Príncipes de Asturias, visiblemente afectados, mostraron su apoyo a esta ciudad murciana a lo largo de todo el recorrido que llevaron a cabo por los barrios más devastados por el terremoto.

Las mismas fuentes explican que la visita de los príncipes se detuvo en la calle Infante Don Juan Manuel, en la que se podía ver un edificio totalmente derrumbado y multitud de vecinos, junto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que les aguardaban para relatarles su experiencia.

De hecho, un afectado, que se acercó hasta donde se encontraban don Felipe y doña Letizia, les señaló su vivienda con el dedo y comentó que no podía entrar, ya que la escalera estaba destruida. Además, les relato que no tenía otro lugar donde cobijarse: no tenía familia, ni segunda residencia. Un testimonio que emocionó especialmente a la princesa Letizia.

Después, los príncipes se acercaron hasta la Iglesia de Santiago, en el casco urbano del municipio, para contemplar los daños producidos en la zona. En concreto, la torre se encuentra en muy mal estado al estar resquebrajada, mientras que el interior del templo se encuentra inaccesible tras el derrumbe total del techo.

Según las fuentes consultadas, Don Felipe y doña Letizia quedaron impactados por la escena. Pero, más aún, cuando se percataron de un cartel que colgaba de la puerta del templo que decía: 'No habrá misa durante años'. También tuvieron unos minutos para consolar al párroco, mientras escuchaban atentamente sus explicaciones sobre las cuantiosas pérdidas en el patrimonio artístico de la iglesia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·