Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Estipulado en la nueva normativa de regulación de regalos

La familia real no podrá aceptar obsequios que “puedan comprometer la dignidad de sus funciones institucionales”

El dinero recibido tendrán que donarlo de forma anónima a una entidad sin ánimo de lucro. Zarzuela también ha establecido un código de conducta para sus empleados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es la nueva medida impuesta por Felipe VI en su primer año de reinado. A partir del 1 de enero de 2015, todos los regalos que reciba la familia real estarán regulados mediante una normativa interna elaborada por la Casa del Rey. 

La familia real, el día de la proclamación de Felipe VI. La familia real, el día de la proclamación de Felipe VI.

Casa Real no podrá aceptar regalos personales “que puedan comprometer la dignidad de sus funciones institucionales”, ni tampoco viajar gratis en vuelos comerciales o beneficiarse de favores recibidos por ser miembros de la Corona, ha especificado este jueves Zarzuela.

A partir del próximo año, la familia real únicamente podrá aceptar regalos que entren dentro de “los usos habituales, sociales o de cortesía”. No existe un tope de euros en este caso, del mismo modo que tampoco está fijado en el artículo sobre el mismo asunto que regula en la ley de transparencia los obsequios a cargos públicos.

Regalos personales y de carácter institucional

A través de esta nueva normativa, la Casa del Rey dividirá los regalos en dos categorías: personales y de carácter institucional. Estos últimos siempre pasarán a Patrimonio Nacional y serán publicados en la web de Zarzuela.

Los obsequios personales, sin embargo, no se harán públicos y, si superan ese “uso de cortesía”, tendrán que ser donados a una entidad sin ánimo de lucro.

En el caso del dinero, también deberá ser cedido de forma anónima a una entidad benéfica que persiga fines de interés general.

Cumpleaños y herencias

El régimen de regulación de regalos también especifica que ocurre en el caso de que la familia real reciba regalos por cumpleaños y herencias.

Respecto a los aniversarios o celebraciones de carácter singular, “se establecerá un régimen propio que será objeto de información pública”.

En el caso de las herencias, “podrán ser aceptadas cuando así se considere procedente”, detalla la norma. Eso sí, los bienes “deberán incorporarse a Patrimonio Nacional o ser entregados a instituciones públicas o entidades sin ánimo de lucro para la consecución de fines de interés general, salvo que las disposiciones incluyan un destino o finalidad específica cuyo cumplimiento se requiere para su aceptación”.

No afecta a las infantas Elena y Cristina

La normativa de regulación de regalos que ha hecho pública esta semana la Casa del Rey no afectará a las infantas Elena y Cristina.

Las hermanas de Felipe VI ya no son familia real desde que se produjo el relevo en la jefatura de Estado. Ahora está integrada únicamente por los nuevos reyes y sus dos hijas, don Juan Carlos y doña Sofía.

Sin embargo, si la infanta Elena asistiese a algún acto oficial -como ha ocurrido recientemente- y recibiese un regalo, esta normativa también debería aplicarse con ella. 

Código de conducta para empleados

La segunda medida que ha hecho pública esta semana la Casa del Rey enmarcada en su estrategia de transparencia es la de establecer un código de conducta para todos los empleados que trabajen para Zarzuela.

Éstos, según la nueva normativa, estarán obligados a mantener un comportamiento ejemplar que contribuya a que los ciudadanos crean y confíen en la institución, lo que incluye, entre otros principios, que los trabajadores no intervengan en negocios que puedan suponer un conflicto de intereses con las obligaciones que conlleva su puesto en la Casa del Rey.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·