Martes 21/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Estuvieron por última vez en noviembre

Los encantos que seducen a los reyes en Agua Amarga

Se encuentra dentro de un parque natural, no está masificada y han pasado allí otros períodos de descanso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se ha especulado mucho estos días con la posibilidad de que los reyes podrían desplazarse este agosto a la localidad almeriense de Agua Amarga para disfrutar de unas jornadas de descanso. Aunque no existe por el momento una confirmación oficial que ratifique la intención de don Felipe y doña Letizia de viajar al sur de la península, lo cierto es que este destino ya ha encandilado a los soberanos en otras ocasiones.


Los reyes y sus hijas, en una visita privada a Granada. Los reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Los reyes escogieron este pueblo perteneciente al municipio de Níjar a finales del año pasado para pasar unos días de vacaciones. Don Felipe y doña Letizia aprovecharon el puente de noviembre para escaparse junto a sus hijas y unos amigos a Almería, en un viaje en el que recorrieron algunos de los parajes más atractivos de la provincia andaluza.

Monarquía Confidencial se ha puesto en contacto con Antonio Jesús Rodríguez, alcalde de Níjar, para conocer cuáles son los motivos que han llevado a los reyes a decantarse anteriormente por esta localidad del sur peninsular para disfrutar de sus vacaciones.

Ubicada dentro de un parque natural

Una de las claves que Antonio Jesús Rodríguez destaca para que don Felipe y doña Letizia hayan elegido Agua Amarga en otros viajes es “el encanto natural que conserva”.

Este pueblo almeriense tiene la peculiaridad de estar ubicado dentro del Parque del Cabo de Gata-Níjar, lo que convierte a Agua Amarga en uno de los pueblos más bellos de la zona. Además, según palabras de su alcalde, ha sabido explotar su potencial turístico sin perder “los valores naturales” que le caracterizan.

No es necesario un gran despliegue de seguridad

El hecho de que la localidad de Agua Amarga esté situada dentro de una reserva natural le proporciona una segunda cualidad, también muy influyente según su alcalde en la decisión de los reyes de escoger este destino: no está masificada.

Su aspecto de pueblo tradicional, pequeño y con construcciones moderadas, convierte a Agua Amarga en un destino aparentemente tranquilo y exento de cualquier elemento que pueda perjudicar la seguridad de los reyes y sus hijas.

Además, Antonio Jesús Rodríguez resalta el hecho de que la familia real “no necesite grandes dispositivos de seguridad cuando viaja a esta zona”, lo que también beneficia a los habitantes de Níjar porque “su presencia nunca distorsiona la rutina tradicional”.

Ya lo conocen

El alcalde del municipio almeriense también menciona como punto favorable para que los reyes y las pequeñas Leonor y Sofía regresen a esta zona el hecho de que ya lo “conocen perfectamente”.

Según asegura Antonio Jesús Rodríguez a MC, don Juan Carlos y Felipe VI han estado en Níjar en otras ocasiones en visitas de carácter oficial. A estos viajes se añade el mencionado anteriormente que realizó el rey junto a su esposa e hijas en noviembre.

En esa ocasión, la familia real recorrió el pueblo sin apenas escoltas, almorzó en algunos de los lugares más emblemáticos de la zona y se alojó en un chalet por el que ya han pasado previamente otros miembros de la realeza europea.

La Isleta del Moro y ‘la casa del sueco’

El primer día del puente de noviembre que los reyes estuvieron en Almería, almorzaron en un restaurante especializado en pescados situado en la Isleta del Moro, dentro del parque natural. El alcalde de Níjar asegura que “fueron muy amables con la gente”, y que durante su viaje realizaron otras paradas en algunas terrazas de la zona.

Don Felipe, doña Letizia, Leonor y Sofía, acompañados por unos amigos, también aprovecharon el primer día para recorrer el casco histórico de Níjar y subieron a pie hasta la Atalaya, una fortaleza situada en el municipio.

En Agua Amarga, los reyes se alojaron en ‘la casa del sueco’, un chalet conocido con este nombre por pertenecer a un empresario hotelero sueco, y por el que han pasado otras personalidades como los soberanos de Holanda o los príncipes Victoria y Daniel de Suecia.

Antonio Jesús Rodríguez ha explicado a MC los motivos de don Felipe y doña Letizia para alojarse en este chalet. Según el alcalde, hay pocas residencias en Agua Amarga condicionadas para el despliegue de seguridad de la familia real -por muy pequeño que éste sea-, y ‘la casa del sueco’ es una de ellas.

Rodríguez va más allá y vaticina que, en el caso de que los reyes regresasen con sus hijas a este pueblo almeriense, “casi con toda probabilidad volverían a alojarse aquí”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·