Jueves 23/11/2017. Actualizado 12:23h

·Publicidad·

España

En un juzgado contencioso-administrativo

La denuncia por el arrinconamiento del cuadro del rey en Pamplona, pendiente de sentencia

La Delegación del Gobierno presentó una denuncia contra la decisión de Bildu de colocar el retrato detrás del público

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El retrato de Felipe VI no se encuentra en un lugar preferente del salón de plenos del ayuntamiento de Pamplona, sino en un rincón junto a la puerta, detrás de los bancos del público. Contra esta decisión del gobierno municipal de Bildu presentó un recurso judicial la Delegación del Gobierno de Navarra.

Retrato de Felipe VI y banderas, detrás del público del salón de plenos de Pamplona. Retrato de Felipe VI y banderas, detrás del público del salón de plenos de Pamplona.

Tal y como se adelantó en estas páginas el pasado mes de octubre, la decisión tomada por el alcalde Joseba Asirón y el equipo de Bildu al poco de llegar a la alcaldía de la capital Navarra acabó en los tribunales.

Fue la Delegación del Gobierno en la comunidad foral la que decidió presentar un recurso ante los juzgados de lo contencioso-administrativo después de que el ayuntamiento de Pamplona ignorara varios requerimientos para cumplir la legislación, que establece que el retrato del Jefe del Estado debe ocupar un lugar preferente en el salón de plenos de todos los ayuntamientos de España.

Monarquía Confidencial ha podido saber que el proceso ha entrado en su recta final: la Delegación del Gobierno, por un lado, y el ayuntamiento de Pamplona están pendientes de que el juez que lleva el caso decida la sentencia.

En lugar preferente la efigie del rey”

El juez tendrá que decidir si se ajusta a derecho la remodelación de los símbolos oficiales que decidió Asirón al poco de asumir el bastón de mando municipal. Por un lado retiró el crucifijo -aunque el recurso no hace referencia a ello al no ser un símbolo oficial- y un cuadro del rey Juan Carlos, y los sustituyó por varios tapices del siglo XVIII.

Para tratar de evitar problemas legales, Bildu mantuvo los símbolos que establece la ley que deben estar en el salón de plenos: las banderas de la Unión Europea, España, Navarra y Pamplona, y el retrato del rey actual.

Sin embargo, lo que hizo fue arrinconar las banderas y la imagen de Felipe VI en una esquina entre un ventanal y una puerta, justo detrás de los bancos destinados al público que acude a los plenos municipales.

El ayuntamiento se escuda en un informe jurídico que asegura que es legal esta remodelación del salón de plenos. Sin embargo, en la Delegación del Gobierno entienden que se está incumpliendo el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Corporaciones Locales, que en su artículo 85.2 establece que “en lugar preferente del salón de sesiones estará colocada la efigie de S.M. el Rey”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·