Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El Gobierno de Zapatero desautoriza a Alberto Aza, Jefe de la Casa del Rey

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aunque el Gobierno dice que conoció y aprobó la respuesta que la Casa del Rey dio al coordinador general de IU, Cayo Lara, sobre la posible mediación del Rey en la situación de la activista saharaui Aminatu Haidar, ha reiterado que las gestiones para solucionar este caso le corresponden al Ejecutivo. Así lo han asegurado fuentes del Gobierno tras confirmar la Casa del Rey que su Jefe, Alberto Aza, (en la imagen) remitió a Lara una misiva en respuesta a otra anterior en la que éste le pedía que mediara en el caso de Haidar. Y aunque la carta de Zarzuela explicaba que el Rey "siempre ha mostrado al Gobierno su disposición para realizar las gestiones necesarias", el Ejecutivo "considera que no es el momento oportuno para la realización de gestiones complementarias por parte de Su Majestad". Es decir, una desautorización consentida pero que consta en acta.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Las fuentes del Gobierno han subrayado que no han cambiado nada las cosas desde que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, explicara que es a su Gabinete, y, en concreto, al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, al que le corresponden las gestiones diplomáticas necesarias para solucionar la situación de Haidar. Han insistido en que se siguen realizando esas gestiones, que el Gobierno recalca que es al Ejecutivo a quien le corresponden en una monarquía parlamentaria como la española.

No obstante, han asegurado que el Rey ha estado, está y estará informado de todas esas gestiones por el propio Zapatero tanto en los despachos habituales como en otros contactos. Y, tras la desautorización al Jefe de la Casa de Su Majestad el Rey, el Gobierno ha querido echar tierra al asunto y asegurar que no había ningún problema con Zarzuela por el contenido de esa respuesta a Izquierda Unida porque, de hecho, según las fuentes citadas, era conocido por el presidente del Gobierno y contaba con su aprobación. Es decir, que desautorizan la mediación del Rey por un lado, pero dicen que conocían la disponibilidad que el manifestó al coordinador de Izquierda Unida. Algo no cuadra en esta historia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·