Jueves 22/02/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

En las instalaciones de Parque Móvil del Estado en Madrid

Los Ferraris del rey seguirán aparcados mientras el Gobierno decide qué hacer con ellos

La subasta que organizó el Ministerio de Hacienda quedó desierta. Pujó sólo un participante que ofreció menos que el precio de salida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Emiratos Árabes Unidos regaló en 2011 al rey Juan Carlos dos coches deportivos: dos Ferraris FF, uno de color gris plateado y otro negro. Después de un tiempo guardados en las cocheras del Palacio de Zarzuela, el rey los cedió al Gobierno y al Museo de la Guardia Real.

Ferraris del rey, en el Parque Móvil del Estado. Ferraris del rey, en el Parque Móvil del Estado.

Hace un mes, la Delegación de Economía y Hacienda en Madrid decidió sacar a subasta pública estos dos automóviles de lujo. Publicó un anuncio en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y avisó de que los interesados podrían pasar a ver los dos Ferraris FF en las instalaciones que Parque Móvil del Estado tiene en la calle Cea Bermúdez de Madrid.

El plazo terminó, se abrieron los sobres y Hacienda declaró que la subasta había quedado desierta. El motivo es que se había presentado un único comprador, cuya oferta no había superado siquiera el precio mínimo fijado para la puja.

Concretamente, uno de los Ferraris (el negro) salió a subasta por 350.000 euros, mientras que el otro se ofertó por 345.000. La diferencia se debe a que el segundo, el gris plateado, tiene en su cuentakilómetros 763 kilómetros y se pueden apreciar dos ligeros roces en la pintura exterior.

Fuentes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas explican a Monarquía Confidencial que una vez que ha pasado la subasta y ésta ha quedado desierta, los dos Ferraris que pertenecieron al rey Juan Carlos seguirán aparcados en la sede de Parque Móvil del Estado, que es donde estacionan los vehículos oficiales que prestan servicio a altos cargos en Madrid.

Los dos coches permanecen parados y no necesitan ningún tipo de mantenimiento, precisan desde Hacienda.

Por el momento, los Ferraris permanecen a la espera de que el Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, tome una decisión sobre qué hacer con ellos una vez que esta subasta no ha tenido éxito. No se sabe si se convocará una nueva subasta más adelante con un precio de salida más bajo o se dará otro destino a los coches deportivos que el primer ministro de Emiratos Árabes Unidos regaló al rey Juan Carlos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·