Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

‘Yo, Cayetana’. Una semana después de su mediática boda con Alfonso Díez, la duquesa de Alba saca a la venta su biografía más íntima

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cayetana de Alba cuenta su vida en 267 páginas, desde su infancia hasta su noviazgo y boda con Alfonso Díez. Ha querido contar su propia versión, especialmente para despejar dudas sobre el enlace. La biografía de la duquesa, titulada 'Yo, Cayetana', llega hoy a las librerías de toda España.

La duquesa de Alba sacará a la venta una biografía firmada por ella misma, en la que narrará algunos episodios e su infancia y de su vida como recién casada.

La aristócrata cuenta, por ejemplo, como siendo niña hizo reír al Papa, a preguntarle para qué servía el solideo y explica como con 10 años, durante la Guerra Civil española, ayudó a servir comisa a los pobres en un Palacio de las Dueñas transformado en hospital y comedor.

Gran parte de la biografía trata sobre sus distintos amores; menciona por ejemplo al torero Pepe Luís Vázquez o Luís Martinez de Irujo. Asegura que ella nunca ha dado el primer paso, porque en eso es "muy orgullosa. Siempre me ha gustado coquetear y flirtear, un poco por divertimento".

La duquesa, que se define como una "matacorazones", confiesa que se sentía "predestinada" a casarse con su último amor. Habla sinceramente de sus sentimientos y de los de su ya esposo y duque de Alba, Alfonso Díez

En las páginas de 'Yo, Cayetana' dice que "al principio del noviazgo se insinuó que yo estaba trastornada. Puede que lo estuviera por amor ¿Cómo explicar, si no, que espero su llegada a Sevilla cada semana como el que necesita el aire para respirar?".

No ha dudado en tocar temas más espinosos, como la relación con sus hijos a raíz del noviazgo con el funcionario o le repartición de la herencia. Ha tratado la reciente polémica con su hijo Jacobo, y ha dejado claro que siente especial afecto por Eugenia y Cayetano, que son "su debilidad"

Afirma que su hijos "han salido buenas personas pero complicados. Me han reprochado que no les dedicara mucho tiempo y me han hecho sentir fatal, pero los quiero con toda mi alma". Habla incluso de la vida sentimental de sus respectivos hijos, y reitera su opinión sobre el significado del matrimonio.

"Las separaciones han hecho desgraciados a muchos, porque yo tengo u hijo muy desgraciado". La duquesa ha querido dar ejemplo con su propia vida; nunca se ha divorciado y confiesa que "la fotografía de Luis (su primer marido) está en el cabecero de la cama. Su fotografía sigue alí, en el mismo sitio".

Explica que "la pena por la pérdida es una cosa, y el reencontrarse con el amor, otra" y añade que "mantener la cabeza alta y la posición firme será más fácil porque a mi lado estará otra vez un hombre bueno y cariñoso".

En el libro 'Yo, Cayetana' hay también espacio para tratar la discutida diferencia de edad con el actual duque de Alba. Ella resuelve la situación asegurando que nunca le han gustado "las antiguallas. La edad nunca me ha pesado, me siento como una mujer con el espíritu de los 40".

También reconoce su gran afecto y lealtad hacia el rey, a quién pidió permiso en repetidas ocasiones para poder llevar adelante su matrimonio. Del rey ha dicho que "quién esté contra él, también es mi enemigo. Yo me mato por don Juan Carlos".

La duquesa de Alba no descarta volver a escribir una biografía más, ya que piensa aprovechar su vida de recién casada al máximo. Afirma que piensa "seguir viviendo, aunque solo sea por esa cara de susto que ponen cuando le apunto con el dedo y digo ¡Os piensa enterrar a todos! Me divierte esa expresión".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·