Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

El confidente de la corte

Las misteriosas audiencias en el despacho de Juan Carlos I

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La abdicación de don Juan Carlos en su hijo Felipe provocó que el rey emérito desplazara su lugar de trabajo de su despacho del Palacio de la Zarzuela a una estancia del Palacio Real de Madrid.

Felipe VI se instaló en el despacho que hasta entonces había ocupado su padre en la residencia real de las afueras de la capital. La decisión consiguiente de don Juan Carlos fue trasladar su lugar de trabajo fuera de Zarzuela, para así no interferir lo más mínimo en el día a día de la agenda diaria del nuevo rey. Fue en el mes de marzo cuando la Casa del Rey informó de la primera reunión que don Juan Carlos había mantenido en su nuevo despacho en el Palacio Real. Se trató de una reunión con el patronato del Fondo para la Protección de la Naturaleza (Fondena).

Desde entonces se ha sabido muy poco de la actividad que lleva a cabo el rey Juan Carlos en este despacho.De hecho, en Zarzuela se explica que la agenda del padre de Felipe VI en su despacho no trasciende porque es privada. Él acude periódicamente, cuando lo considera y no tiene otros compromisos o viajes. Tras esa primera noticia de la recepción a Fondena que se dio desde la Casa del Rey no es que no haya habido más recepciones: Juan Carlos I sigue recibiendo a personas, algunas de ellas conocidos con los que tiene una larga amistad y confianza. Sin embargo, no se informa de ellas porque son “audiencias privadas”, que no se cuentan, de las que no se informa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·