Martes 21/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Bélgica

Pone de ejemplo lo que hacen las monarquías de Holanda y Dinamarca

Un senador belga pide que los regalos que recibe el rey se expongan al público

El nacionalista flamenco Pol Van Den Driessche ha escrito al secretario de Felipe I para que los obsequios no sean de uso privado, sino que se puedan ver en el palacio real

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los regalos que reciben las autoridades han causado polémicas en los últimos años en España. La Casa del Rey aprobó un código para regular estos obsequios y evitar que algunos regalos comprometieran las obligaciones constitucionales de los miembros de la familia real. Ahora en Bélgica un senador propone hacer algo similar.

Los reyes Matilde y Felipe de Bélgica reciben unos regalos. Los reyes Matilde y Felipe de Bélgica reciben unos regalos.

El senador Pol Van Den Driessche ha escrito una carta al secretario privado del rey Felipe proponiendo que la corona belga cambie el sistema que aplica a los regalos que el monarca recibe cuando acude a algún acto oficial, cuando hace un viaje o cuando recibe a mandatarios extranjeros.

Este representante del partido nacionalista flamenco Alianza Neo-Flamenca (N-VA) propone al secretario, Frans Van Daele, que la casa real de Bélgica se dote de un código que regule con precisión qué se hace con estos obsequios que reciben el rey u otros miembros de su familia.

Para Pol Van Den Driessche, debe quedar claro que estos obsequios no son regalos privados de Felipe como individuo, sino que los recibe en virtud de su condición de Jefe del Estado. Y es por ello que cree que los regalos no deben quedar para su uso particular, sino que deben estar a disposición de todos los ciudadanos belgas.

Una de las ideas que lanza este senador es que los regalos se expongan, por ejemplo, durante la jornada de puertas abiertas que anualmente se celebra en el palacio real de Bruselas. De esta forma cualquier belga, también los turistas, podrían admirar los regalos, que en muchas ocasiones son bellas obras de arte.

El senador nacionalista flamenco señala que en otras monarquías este asunto está resuelto mediante una norma que regula que los regalos se exponen en palacios reales. Cita el caso de Dinamarca y Holanda; en este segundo caso, apunta, existe una fundación dedicada a gestionar todos los obsequios que reciben los miembros de la familia real por su papel oficial.

Algo similar se ha hecho con el ex presidente de Francia, François Mitterrand, que tiene en su museo los objetos que recibió durante su mandato.

Cabe señalar también el ejemplo de España. En diciembre de 2014 la Casa del Rey aprobó una nueva regulación sobre los regalos, que no pueden superar ciertos niveles para que el papel institucional de los miembros de la familia no se vea comprometida.

Además, hace unos meses se publicó por primera vez la lista de regalos oficiales que recibieron los miembros de la familia real. Ahora la Casa y Patrimonio Nacional están estudiando cada objeto para decidir qué destino se le da.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·