Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribuna Libre

¿Qué desmiente La Zarzuela?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Si La Zarzuela cree que puede actuar de esa forma, quizá amparándose en que ECD no es El País, El Mundo o ABC, ni tampoco Hola, Semana y Lecturas, o las televisiones nacionales, se equivoca de medio a medio.

La semana pasada, El Confidencial Digital publicó en portada la noticia de que la Casa Real se disponía a aceptar la herencia del millonario menorquín Juan Ignacio Balada en favor de los príncipes de Asturias y de los nietos de los reyes (ver noticia).

La información se ofreció después de que desde ECD se llamara a La Zarzuela sin obtener contestación.

Como muchos conocen, La Zarzuela dispone de un servicio de sms para los periodistas que se ocupan de los asuntos de la Familia Real, por el que transmite a los teléfonos móviles novedades de última hora. Ocurrió, por ejemplo, con la operación de don Juan Carlos.

Pues bien, al día siguiente de la noticia, desde los servicios de prensa de palacio se remitió a los periodistas que cubren la información de la Casa Real un sms diciendo que la información de El Confidencial Digital sobre la herencia no se correspondía con la realidad, y anunciando que ofrecerían información más adelante.

Hasta ahora, la política informativa de La Zarzuela ha sido no salir al paso de noticias, ni siquiera de aquellas que son auténticas invenciones o incluyen materias sin el menor fundamento. Además de otras consideraciones, desde allí argumentaban que no podían estar todo el día rectificando a unos y a otros

Así pues, lo ocurrido ese viernes se convertía en la primera vez que desde La Zarzuela se intentaba un desmentido tan precipitado y, además, con expresa cita del medio ‘desmentido’.

¿Y qué es lo que querían negar los servicios de prensa de la Casa Real? Porque, aunque con retraso de varios días, al final anunciaron oficialmente que los príncipes y los nietos de los reyes aceptaban la herencia. Es decir, confirmaban la información adelantada por El Confidencial Digital, y sólo la precisaban en la cuantía, distinta de lo que habían calculado las fuentes que consultó ECD.

Si La Zarzuela cree que puede actuar de esa forma, quizá amparándose en que ECD no es El País, El Mundo o ABC, ni tampoco Hola, Semana y Lecturas, o las televisiones nacionales, se equivoca de medio a medio.

En nuestro caso, una actuación tan agresiva e inamistosa será respondida cada vez que se produzca. Pero mucho más aún cuando, al final, lo que dijeron que desmentían lo confirmaron plenamente días después y así se recogió en todos los medios informativos.

En este lamentable episodio, más torpezas son difíciles de acumular por parte de La Zarzuela.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·