Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribuna Libre

Kate Middleton emparenta con George Washington y desciende del rey Eduardo I de Inglaterra

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Él desciende de una treintena de reyes y reinas ingleses, numerosísimos príncipes de toda Europa, de Gengis Khan, de Carlomagno, de Guillermo el Conquistador, de Isabel I y de la reina-emperatriz Victoria. Ella, por su parte, cuenta entre sus antepasados a humildes mercaderes, mensajeros, carpinteros, carniceros, panaderos, mineros, un criminal y una lavandera. Hasta tiene un antepasado común con la reconocida escritora Beatrix Potter, la creadora de “Harry Potter” y con numerosas personalidades del espectáculo.

Aún así, el príncipe Guillermo y Kate Middleton serán protagonistas el próximo 29 de abril de una boda real típicamente británica: pompa, ceremonia grandiosa, iglesia gótica, marchas militares y carrozas de cristal. Lo atípico del acontecimiento es el origen genealógico de la joven llamada a ser, en su día, Reina de Inglaterra.   Según las más recientes investigaciones, la futura princesa cuenta en su árbol genealógico con personajes tan ilustres como George Washington, primer presidente norteamericano, y con Francis Scott Key, autor de “The Star-Spangled Banner”, el poema terminó convertido en el himno nacional de estadounidense. Estos datos los recoge la Sociedad de Historia Genealógica de Nueva Inglaterra en un libro sobre los antepasados de Kate titulado: Los ancestros de Catherine Middleton.   Según esta investigación, entre los “parientes” de la joven inglesa se encuentran el explorador Meriwether Lewis (siglo XVIII), el general George Patton (quien dirigió las fuerzas militares estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial), la comediante Ellen DeGeneres y Guy Ritchie, ex esposo de la cantante Madonna.   Según Tom Champoux, director de la Sociedad Histórica de Genealogía de Nueva Inglaterra, muchas de las relaciones familiares de Middleton con esos famosos estadounidenses proceden de siete familias británicas que pasaron el océano Atlántico y se encontraron en el Estado de Virginia en el siglo XVII. Según Champoux, “puede ser que ahora vivan decenas de estadounidenses comunes que son parientes lejanos de Kate”.   Añadió que las conexiones de la futura princesa con DeGeneres y Washington pueden ser halladas en el Reino Unido, a la línea familiar de Sir Thomas Fairfax, que falleció en 1521, y su esposa Agnes Gascoigne, y de quienes también desciende el príncipe Guillermo a través de su familia materna, los Spencer. A través de la familia real, el príncipe Guillermo es primo en 14º grado de su futura esposa debido a que ambos son descendientes del rey Eduardo I de Inglaterra.   El libro muestra además que los antepasados de Middleton son mayormente de clase trabajadora. Los Middleton aparecen en el censo de Leeds desde 1841 hasta 1901. Su padre nació ahí en 1949. También tiene un bisabuelo que nació en Essex y fue funcionario de un banco. Al parecer en el siglo XIX hubo un ancestro paterno de Kate que fue un criminal convicto: Edward Thomas Glassborow fue prisionero en la cárcel de Holloway en Londres, pero a pesar de que no se han encontrado datos del crimen que realizó, se comenta que luego de dejar la prisión llevó una vida correcta.   Los genes de Kate revelan una amplia intersección con la historia británica y la geografía: los mineros de carbón del norte, una lavandera de Durham, londinenses laboristas, el fundador de la fortuna de la familia Lupton e incluso un bisabuelo que estuvo en la prisión Holloway, quizás debido a deudas, en 1881. “Creo que es interesante que el futuro de la familia real tenga ancestros de todas las clases británicas”, dice el Dr. Brenton Simons, director de la Sociedad Genealógica Histórica de Nueva Inglaterra. “Pero también son personas que tuvieron una existencia más difícil: asistentes, obreros, mensajeros…”.   Según revelaba The Times hace unos meses, los antepasados paternos de la futura reina de Inglaterra se ganaron la vida picando piedras en una mina que perteneció a la familia riquísima y aristocrática familia de los condes de Strathmore, los Bowes-Lyon, es decir, la familia de la bisabuela del príncipe Guillermo, la  reina Isabel.   Para poder imaginarse esto, es necesario remontarse varias generaciones, hasta 1821, cuando John Harrison comenzó a trabajar con 24 años en la mina de la familia Bowes en Hetton –en el noreste de Inglaterra–. Allí trabajaron también su hijo y su nieto. Sería el bisabuelo de Kate, Thomas Harrison, quien abandonara las profundidades para ganarse la vida. Muerto su padre en la Primera Guerra Mundial, su madre le situó como aprendiz de carpintero. Más tarde se trasladó a Londres –en Ealing, al oeste de la capital–. Su hija Dorothy se casó en 1953 con Ron Goldsmith y de esa unión nació Carole en 1955, la futura suegra del futuro rey de Inglaterra. - Darío Silva D'Andrea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·