Jueves 23/11/2017. Actualizado 12:23h

·Publicidad·

Tribuna Libre

Michel, XIV príncipe de Ligne, sucede en la dignidad de Grande de España.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Me parece muy significativo y realmente importante que un príncipe extranjero como Michel de Ligne se preocupe por suceder en una dignidad nobiliaria española que han ostentado desde antiguo sus antepasados.

El BOE del pasado 20 de mayo de 2009 publicaba la Orden del Ministerio de Justicia 1241/2009, de 28 de abril anterior, por la que se mandaba expedir, sin perjuicio de tercero de mejor derecho, Real Carta de Sucesión en la dignidad nobiliaria de Grande de España, a favor de don Michel de Ligne, príncipe de Ligne, por fallecimiento de su padre, don Antonio Lamoral de Ligne, príncipe de Ligne.

Michel Charles Eugène Marie Lamoral, XIV príncipe de Ligne, príncipe del Sacro Imperio, príncipe de Épinoy y de Amblise, nació el 26 de mayo de 1951 en el castillo de Belœil, en Bélgica. Su madre es la princesa Alix Marie de Luxemburgo por lo que es sobrino de Juan, gran duque de Luxemburgo y primo del actual gran duque Enrique. Contrajo matrimonio con la princesa Eleanora de Orleáns-Braganza, hija del príncipe don Pedro Enrique de Orleáns-Braganza y de la princesa María de Baviera. Es, por tanto, cuñado del príncipe Luis Gastón de Orleáns-Braganza, actual Jefe de la Casa Imperial del Brasil.

Son pocas las dignidades de Grande de España que existen sin que a ella esté unida otra dignidad nobiliaria –de duque, marqués, conde…- y son aún menos las que recaen en extranjeros. Algunos grandes linajes europeos han ostentado la dignidad de Grandes de España a lo largo de la historia como por ejemplo los duques de Croÿ-Dulmen; los Noailles, príncipes-duques de Poix; los Talleyrand, príncipes de Chalais; los príncipes de Beauveau y de Craon; los duques de Brancas-Céreste; los La Rochefoucauld, duques de Doudeauville; los duques de Crillon; los duques de Caylus; los duques-príncipes de Beauffremont; los duques de Esclignac; los Montmorency, príncipes de Montmorency-Tancarville; los Lévis, marqueses de Lévis-Mirepoix; los duques de Narbonne y los de Narbonne-Lara; los marqueses de Saint-Simon-Vermandois; los marqueses de Vogué; mademoiselle de Saint-Simon-Rouvroi, condesa de Rasse; el marqués de Walsh-Serrant y su hija Louise Walsh, a los que les venía la grandeza de España de los La Motte-Houdancourt a través de los marqueses de Rouault-Gamaches; Emmanuel-Louis-Marie de Guignard, vizconde de Saint-Priest, duque de Almazán; los príncipes de Arenberg -rama de los Ligne-; los Riquet, príncipes de Caraman y de Chimay; los Merode, marqueses de Westerloo, príncipes de Rubempré y de Grimberghe; los príncipes de Paternò, duques de Montalto y de Bivona; los Wellington, duques de Ciudad Rodrigo; o algunos príncipes de Mónaco, duques de Valentinois, como Honorato V.

En el caso de los Ligne no podemos olvidar que es una familia que ha servido a los monarcas españoles desde muy antiguo. Ya en 1621 la dignidad de Grande de España la ostentaba Lamoral (1563-1624), conde de Ligne, que desde 1601 fue hecho príncipe de Ligne y del Sacro Imperio, y que ostentaba otros títulos y honores como los de Conde de Fauquemberghe, Vizconde de Leyden, Barón de Wassenaer y de Werchin, Barón y señor de Ollignies, de Estamberghe y de Maulde-sur-Escaut, par de Hainaut y Caballero del Toisón de Oro.

Muy fiel a los monarcas españoles fue, por ejemplo, Claude Lamoral, fallecido en Madrid el 21 de diciembre de 1679, III príncipe de Ligne, príncipe del Sacro Imperio Romano, príncipe de Epinoy, marqués de Roubaix, conde de Fauquemberg, Grande de España y caballero del Toisón de Oro, que sirvió a reyes de España Felipe IV y a Carlos II, fue capitán general de la Caballería española de Flandes, además de virrey de Sicilia, gobernador de Milán y embajador de España en Inglaterra. Algunos Ligne contrajeron matrimonio con damas de la más alta nobleza española, como es el caso de Henri-Louis, príncipe de Ligne y de Amblise, marqués de Roubais, barón de Antoing y de Cisoing, par de Hainaut, príncipe del Sacro Imperio, Grande de España y Caballero del Toisón de Oro, casado con María Juana de Aragón, hija de Luis de Aragón, duque de Cardona.

Me parece muy significativo y realmente importante que un príncipe extranjero como Michel de Ligne se preocupe por suceder en una dignidad nobiliaria española que han ostentado desde antiguo sus antepasados, porque demuestra el peso que para él tiene que su familia siga recordando su vinculación con España.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·