Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribuna Libre

Kate Middleton frente a Letizia Ortiz

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con los ecos de la boda todavía en los oídos, por aquí se ha pretendido hacer un paralelismo entre la historia de la nueva princesa, Kate Middleton, y Letizia Ortiz, princesa de Asturias. Se ha hablado del cuento de Cenicienta, de la condición de ‘plebeyas’ de las dos, de que ha sido un matrimonio por amor…

Al margen de ese par de detalles, en mi opinión las semejanzas entre Kate Middleton y Letizia Ortiz son más bien escasas. Al pertenecer por familia (su padre es millonario) a la aristocracia del dinero, de alguna manera Kate es de la misma clase social y formación que Guillermo. La prueba es que ha podido estudiar en la elitista, y cara, Universidad de StAndrews, en la que se conocieron. Letizia es hija de un periodista y una enfermera, es decir, pertenece a la clase media-media. Nunca había coincidido con Felipe en ningún sitio, sus vidas, en principio, no tenían por qué encontrarse. Kate y Guillermo han estado juntos ocho años, de ellos más de la mitad conviviendo, y además dejándose ver sin demasiado problema. El noviazgo de los príncipes de Asturias apenas duró dos años, y además lo vivieron escondiéndose a todas horas. La formación de Letizia es de periodista, y ha ejercido esa profesión unos años. Kate estudió arte y literatura inglesa pero no ha tenido otro currículum profesional. Ambas han trabajado antes, pero Letizia lo hizo para ganarse la vida, mientras que Kate ayudó en el negocio de su padre, que no es lo mismo. Letizia es ‘ya’ esposa del heredero, Kate lo es del heredero del heredero. La presión para ella será mucho menor. No va a tener actividad externa relevante, mientras que Letizia se encuentra ya inmersa en tareas de representación y viajes oficiales exigentes. En principio, Letizia tiene en el horizonte el convertirse en reina en un plazo máximo de 20 años. A Kate le aguardan por lo menos diez años más, dada la diferencia de edad entre don Juan Carlos (73 años) y Carlos de Gales (63). En cambio, sí parece que coinciden en que las dos, Letizia y Kate, no se llaman a engaño sobre lo que les espera en el futuro. No se van a llevar una sorpresa ni un susto. En esto no les va a ocurrir como a Diana de Gales. Letizia, porque antes habló de ello a fondo con Felipe. Y también porque residió en la Zarzuela durante los meses desde el compromiso a la boda, y lo pudo ver con toda su crudeza: fue un rodaje muy conveniente. Y Kate porque, en estos ocho años ha tenido tiempo de enterarse de lo que le aguarda. Aunque, como digo, a ella eso le llegará cuando Guillermo se convierta en heredero, es decir, en un horizonte de varios años.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·